Vendedores

¿Es posible vender un piso sin inmobiliaria?

23/07/2019

author:

¿Es posible vender un piso sin inmobiliaria?

Tiempo de lectura: 9 minutos

La principal razón por la cual querrás vender tu piso sin inmobiliaria es por ahorrarte los honorarios que se llevará esta misma. 

Las inmobiliarias juegan un papel muy importante a la hora de vender tu piso, pero hoy en día, cada vez hay más vendedores que deciden hacer este proceso por su cuenta. 

La principal razón por la cual los vendedores de bienes raíces deciden vender su piso sin la ayuda de una agencia inmobiliaria es por ahorrarse los honorarios que se lleva esta misma. 

A la hora de vender una casa, si el proceso ha sido llevado por una inmobiliaria, tanto el vendedor como el comprador tendrá que hacerse cargo de unos gastos de gestión que encarecerá de manera significativa la compra y venta de la casa.

Sin embargo, la inmobiliaria gana cierta cantidad de dinero por dicha transacción porque ayuda en el proceso de compra venta y se encarga de las visitas, temas legales, la gestión de los compradores y de anunciar la vivienda para que así se consigan más interesados.

Pero como tú has decidido hacerlo sin inmobiliaria, en este artículo te vamos a explicar qué pasos debes seguir y qué debes aprender antes de vender tu piso sin inmobiliaria por tu cuenta. ¡Qué ningún paso se te pase por alto!

Pasos para vender tu piso sin inmobiliaria

No te lances a la piscina sin saber muy bien qué hacer. Antes de poner en marcha una operación tan importante, es necesario que estés bien informado y por eso vamos a decirte paso por paso que tienes que hacer para vender tu piso sin inmobiliaria.

1. Reúne toda la documentación para vender una casa

Si quieres vender tu piso, lo primero que deberás hacer es reunir toda la documentación necesaria. 

Para eso tendrás que ir al Registro de la Propiedad a pedir la nota simple y escritura, eliminar hipotecas, cargos pendientes y embargos, solicitar el certificado de deuda cero,  tener a mano el certificado de eficiencia energética y conseguir el certificado de solvencia de la comunidad de vecinos.

Ten toda la documentación apunto antes de iniciar el proceso de compra – venta.

Además, serán necesarios los DNI de ambas partes, la cédula de habitabilidad, el último recibo del IBI, los planos de la vivienda y los estatutos de la comunidad.

2. Decide el precio de tu inmueble

Decidir el precio de tu piso puede ser una tarea complicada, pues en muchos casos, se requiere de una amplia experiencia en el mercado inmobiliario para acertar con la cifra correcta.

Asimismo, al no contar con la ayuda de tasadores o expertos inmobiliarios deberemos contrastar los precios de otras propiedades similares y poner un precio acorde a sus características y condiciones. 

En este punto es donde se tiende a caer en el error: poner un precio por debajo o por encima del mercado, aunque normalmente los vendedores lo suelen poner por encima del valor adecuado.

Asegurate de que el precio de la vivienda sea el correcto dentro del mercado inmobiliario.

Si se comete este error, las propiedades tardan más en venderse y se acaba perdiendo dinero. Con lo cual, lo mejor es si no se quiere contratar los servicios de una inmobiliaria, que al menos se contraten los servicios de un tasador profesional.

3. Consigue compradores haciendo atractivo tu piso

Una vez sabemos qué precio tendrá el inmueble, es hora de llamar la atención de los posibles compradores. Para eso, prepara un plan de marketing y estudia todas las acciones que puedes hacer para poner más atractivo tu piso y conseguir más visitas:

  • Prepara tu casa para las visitas: Limpia, acondiciona, despersonaliza tu vivienda. No queremos que los compradores se vayan porque huele mal, el suelo está sucio o en el salón solo hay que fotos tuyas con tus hijos…Recuerda que quien viene a ver tu piso se tiene que imaginar viviendo en él.  
  • Apuesta por el home staging: Una nueva técnica para hacer más atractiva tu casa y potenciar la venta.
  • Haz buenas fotos: Olvidate de echarlas con el móvil a no ser que tengas un Iphone X Max. Coge esa cámara que tienes abandonada o pídele a tu amigo fotógrafo que te eche una mano y saque sus mejores dotes para conseguir unas fotos de revista de tu hogar.
  • Anuncia tu casa: Una vez esté listo el piso para enseñarlo, es hora de darlo a conocer. Coloca carteles de “en venta” (nunca se sabe si las cosas de antaño siguen funcionando), haz folletos y repartelos por los comercios o bares cercanos y anuncialo en internet en portales inmobiliarios como Kasaz, que no te cobran y te dejan publicar tu anuncio gratuitamente.
Arriba a la derecha podrás anunciar tu piso gratis en Kasaz.

4. Recibe a las visitas y gestiona a los compradores

Una vez hayas anunciado tu piso, lo más probable es que si lo has hecho de forma atractiva te empiecen a llamar, con lo cual deberás empezar a agendar visitas, prepararte para las mismas y conocer qué tipo de compradores hay para tratar de ajustarte a sus necesidades.

Atiende a las llamadas y organiza las visitas.

Esto es otra de las tareas que suelen hacer los agentes inmobiliarios, pero… ¿quién conoce mejor tu casa que tu? Seguramente que nadie y por eso serás la persona más indicada para enseñar tu hogar y remarcar aquellos puntos fuertes que a todo comprador les interesará saber.

Si trabajas gran parte del día y tu horario es limitado para hacer visitas, ¡pide ayuda a familiares o amigos!

5. Cierre y trámites 

Cuando tienes a un futuro comprador debes iniciar un proceso de trámites y contratos que, si no eres muy entendido en el tema, te resultará un poco complicado. Pero, no te preocupes, porque en esta vida no hay nada que no se pueda aprender, así que vamos a echarte una mano: 

  • El contrato de arras: Es un contrato legal donde se acuerda y se firma, por ambas partes, el precio de la vivienda final, quien paga impuestos y si se entregan arras o no, es decir, si se da paga y señal y cuanta cantidad.

    Para más información te dejamos este artículo con toda la información del contrato de arras, pero he de decirte antes de todo que aquí lo mejor es que contactes con un profesional para llevar a cabo este proceso.
  • Trámites notariales: El notario se encargará de revisar todos los documentos que previamente ya tendrás organizados para ver que todo está en orden y sentenciar la transacción y el proceso de compra – venta.
Ponerse de acuerdo las dos partes es lo mejor que se puede hacer en un proceso como el de comprar una casa.

Cómo vender un piso rápidamente 

En ocasiones, la gente confunde el vender piso sin inmobiliaria como sinónimo a vender piso rápidamente. Y la verdad es que no es cierto. 

Muchos se piensan que si no van a la inmobiliaria los trámites para vender piso de particular a particular van a ser mucho más rápidos, pero sin embargo, en la gran mayoría de veces, acaba pasando todo lo contrario y es que, por no tener mucha docencia de este tema, el proceso se complica y se extiende más. 

No quieras correr al vender tu casa y haz las cosas bien.

Con lo cual, para que tu proceso de compra venta se aligere, vamos a darte algunos consejos con tal de evitar errores en la venta de tu piso sin inmobiliaria y así puedas acabar vendiendo tu casa de forma más rápida y sencilla.

Consejos para vender tu piso sin inmobiliaria

  • No corras en poner el precio de venta y olvídate de si necesitas dinero rápido. Poner el precio correcto es lo que llevará a tu vivienda el éxito de venta.
  • Tener referencias de precios y viviendas está bien, pero no caigas en el error de copiar el precio exacto de tu vecino, porque cada casa es distinta. 
  • No te empeñes en anunciar tu piso en todos los portales. Más vale uno y de calidad que no 10 y que tu anuncio ni aparezca. Como sabes, la mejor opción siempre está en Kasaz.
  • Saca tus dotes fotográficos y haz fotos de calidad, con perspectiva y buscando los mejores ángulos.
  • Anuncia tu piso en tu balcón y haz folletos. ¿Qué está pasado de moda? ¡Yo creo que no!
  • No pongas tu número personal en el anuncio de tu piso. Buscate otro número de teléfono y así sabrás que llamadas son de interesados y cuáles no.
  • Haz una descripción de tu vivienda de forma original y con gracia. Olvídate de esas descripciones sosas y telegráficas. ¡Tu sabes hacer más que eso!
  • Estáte pendiente de todas las llamadas y emails. Sabemos que es pesado, pero será solo una temporada.
  • Atiende a todas horas las llamadas. Bueno, por la noche no, pero no te cierres en ponerte un horario como si estuvieras en la oficina, porque piensa que muchos que trabajan en esos horarios, te llamarán cuando acaben de sus trabajos.
  • No pases por alto el Certificado de Eficiencia Energética. Deberás tramitarlo tú y tenerlo al corriente para enseñarselo a los compradores.
  • Comprueba la cédula de habitabilidad. A veces no nos acordamos y en el momento que la necesitamos ya está caducada.
  • Toma un control de las visitas. No es por ser desconfiado, pero no sabes quién está entrando en tu casa- Con lo cual, haz una ficha de registro y antes de iniciar visita, que los futuros compradores te firmen.
  • No quieras poner el precio muy elevado de tu vivienda para después ir regateando. Esto no es un mercado en la calle y de este modo corres el riesgo de que nadie te haga una buena oferta.
  • Lo mismo con bajar el precio mucho para acelerar la venta. ¡No caigas en eso! Todo proceso lleva su tiempo y a veces vender una casa no es tan sencillo como parece.
  • No descartes ninguna oferta, ni por ser la primera ni la última. Nunca sabrás cuando te pueda llegar la mejor oferta. 
  • Agrupa las visitas al mismo día, pero con una diferencia de tiempo de 30 minutos cada una. Si pones 1 visita cada día distinto, puedes acabar volviéndote loco y perdiendo mucho tiempo.
  • Prepara la visita adecuadamente y haz que los posibles compradores se imaginen viviendo en esa casa. ¡Ten en cuenta estos trucos!
  • Intenta no tomarte las críticas o comentarios negativos de la casa como algo personal y recuerda que hay gente a la que le gustará y hay otra a la que no… porque, ¡para gustos colores!
  • No compres otro piso antes de vender este a no ser que dispongas con el suficiente dinero como para irte adelantando a esta operación. Sino, esperate a que algún comprador este 100% comprometido para realizar la compra.
  • Ten todos los documentos preparados desde un inicio para evitar sorpresas y demoras en el proceso. 
  • No lleves al cabo la negociación por mensajería (como WhatsApp). Más vale dedicarle más tiempo y hacerlo todo en persona. 
  • Se transparente, transmite confianza y no trates de ocultar nada.
  • Conoce el estado del edificio y los vecinos. Esta información también es importante para futuros compradores.
  • Actualiza los anuncios de internet y no los olvides. Puedes modificar datos o agregar más fotografías si es necesario.
  • No descartes a las inmobiliarias y escúchalas. Quizás te sirvan de ayuda más adelante. 
  • Gestiona la venta con ayuda de profesionales como abogados, notarios o tasadores y no lo quieras hacer todo en solitario, porque muchas veces podría ser un error. 
  • Conoce toda la normativa fiscal vigente para que el proceso de compra – venta se pueda cumplir y se eviten posibles sanciones. 
¿Qué te parecería conseguir vender tu casa con esta presencia?

Conclusión

Realizar la venta de tu piso solo, está bien, pero como has visto antes tienes que ser conocedor de varios temas y aspectos relacionados con el mercado y sector inmobiliario. Aunque te hemos dado la información suficiente para servirte de ayuda en este proceso, muchas veces la falta de experiencia puede jugar malas pasadas y convertir la venta de tu casa en un auténtico fracaso por no saber como hacer las cosas bien. 

Con lo cual, ahora ya sabes que puedes vender tu piso sin inmobiliaria, pero si decides hacerlo por tu cuenta, asegúrate de saberlo hacer bien. 

Sino, nosotros te aconsejamos que escojas bien la agencia con la que vas a trabajar, que busques referencias y opiniones y que te decidas por alguna que te inspire confianza y no quiera aprovecharse de tu venta. 

De todos modos, siempre que lo desees, puedes pedirnos más información o proponer temas interesantes que te gustaría que habláramos en nuestros futuros artículos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *