Vendedores

Pros y contras de vender o alquilar tu piso

28/02/2019

author:

Pros y contras de vender o alquilar tu piso

Tiempo de lectura: 4 minutos

Vender o alquilar una vivienda. Esa es la cuestión… Al final, todo dependerá de tus necesidades actuales: aquí te explicamos las ventajas o desventajas de ambas opciones.

Tengo una vivienda que no utilizo y no me decido si venderla o alquilarla. Probablemente, la he estado alquilando y el inquilino se marchará pronto. O era mi vivienda habitual y he decidido mudarme. ¿Vender o alquilar? La eterna pregunta de un propietario.

Si estás teniendo dudas al respecto, lo primero que te diremos es que es completamente normal. Lo segundo es que no hay una verdad absoluta para ello: todo dependerá de tus circunstancias actuales.

¿Necesitas ingresar una fuerte cantidad de dinero en los próximos 12 meses? ¿O prefieres una renta que te ayude a sufragar los gastos corrientes del hogar? Vender o alquilar dependerá del momento de tu vida, tus objetivos a corto y largo plazo y tu estabilidad económica actual.

1. Ventajas y desventajas de vender una vivienda

Invertir en bienes raíces es una apuesta que se da por segura en todo el mundo, a menos que suceda un cataclismo, por supuesto. Y puede suceder. Pero el 80% del tiempo en una economía capitalista, no hay por qué temer al mercado inmobiliario.

Si estás pensando en vender tu piso, es importante saber que el éxito o el fracaso de una venta rápida depende de la manera en cómo calculas el valor de tu vivienda.

Pros de vender un piso

El dinero es la gran ventaja de vender una vivienda
El poderoso caballero es la gran ventaja de vender una vivienda.
  1. La ventaja más evidente de todas: una buena cantidad de dinero ingresado en tu cuenta bancaria el día de la firma con el notario.
  2. Una vez se ha firmado el contrato de compra-venta, ya no tienes más responsabilidad sobre la misma.
  3. Dependiendo de la cantidad que hayas pagado, y por la que la vayas a vender, la compra-venta puede generar un beneficio económico.
  4. Además, si el piso en venta es una vivienda habitual, podrías tener una exención de la tributación de la ganancia patrimonial si reinviertes ese dinero en otra casa.

Contras de vender un piso

  1. El principal inconveniente de vender una vivienda es la pérdida de patrimonio: ganaremos dinero inmediato, pero perderemos patrimonio. Por poner un ejemplo, hay personas que ahorran mucho tiempo para poder comprar y vivir de la renta. Al vender, estarás haciendo lo contrario.
  2. La tramitación es compleja, requiere de muchas gestiones y suele incluir gastos no siempre planificados como impuestos.
  3. Ante la ley, el dinero obtenido de una compraventa es considerada un incremento del patrimonio. Si se reinvierte ese dinero en otra vivienda -y se dan las condiciones– puede haber una exención. Si no se reinvierte , está sujeta a tributación del 21%. Una buena tajada de la venta se la lleva Hacienda.
  4. De igual modo, la plusvalía -el impuesto municipal que grava el incremento del valor catastral- corre a cargo del vendedor. Otro impuestito.
  5. Además, otro tipo de gastos incluyen la comisión de la agencia inmobiliaria, el IBI, los gastos de comunidad o el certificado de eficiencia energética.

Si quieres ahorrarte la comisión de las agencias inmobiliarias, también puedes cerrar un trato de particular a particular, subiendo tu piso en venta directamente en un portal inmobiliario como Kasaz.

En este vídeo, la inmobiliaria Kabuki te explica todos los gastos que corresponden al vendedor.

Alquilar es también una excelente opción si se cuenta con la oportunidad. Es la versión “a largo plazo”. Una renta mensual que entra directamente sin hacer mucho. Parafraseando a Robert Kiyosaki -el famoso autor de Padre rico, padre pobre-, es la mejor manera de hacer que el dinero trabaje por ti.

2. Ventajas y desventajas de alquilar una vivienda

Pros de alquilar un piso

  1. Un inmueble en alquiler es un ingreso pasivo, lo que significa que ingresas dinero sin hacer prácticamente nada. Así que esa es la gran ventaja de alquilar.
  2. No se pierde la propiedad de un inmueble: un colchón financiero que siempre estará allí en caso de necesidad.
  3. La vivienda puede servir de aval si se solicita algún préstamo bancario.
  4. Lo normal es que un piso se alquila bastante más rápido de lo que se vende.
  5. En algunos casos, la renta del alquiler puede pagar total o parcialmente la hipoteca del inmueble.
  6. El deterioro de una vivienda habitada es mínimo, y se le está dando el uso para el que fue concebida. Además, así se evita a los okupas.
  7. Alquilar un piso involucra un trámite sencillo, en comparación a la híper-burocratización del proceso de compraventa.

El legendario Robert Kiyosaki te explica que una vivienda puede ser un ingreso activo o uno pasivo, dependiendo de qué haces con ella:

Contras de alquilar un piso

  1. Una vez que alquilas, no es tan fácil deshacer la decisión. Los contratos de alquiler tienen una duración mínima de 3 años. Una vez firmado es difícil echar a los inquilinos si no es por su propia voluntad.
  2. Durante la vigencia del contrato no se puede subir el alquiler por encima del IPC.
  3. En ocasiones, son necesarias obras de reforma o acondicionamiento que paga el arrendador.
  4. Las cuotas de comunidad, posibles derramas o los daños propios del inmueble corren a cargo del propietario.
  5. En algunos casos, la renta del alquiler puede pagar total o parcialmente la hipoteca del inmueble.
  6. Es muy recomendable tener contratado un seguro de hogar y otro de protección jurídica de arrendador, que protege al propietario en caso de inquilinos morosos.
  7. Tener inquilinos puede ser una fuente potencial de problemas. Por ello, hay que saber elegirlos bien y tomar todas las precauciones posibles.

A pesar de todo ello, y si el dinero ingresado por la venta de una vivienda no es necesaria, algunos expertos aseguran que la inversión más rentable es convertirse en casero.

Esto porque hay muy pocas inversiones más rentables que el alquiler, que otorga un promedio del 4.6% de rentabilidad anual.

Conclusiones

Si te preguntas si vender o alquilar es la mejor opción, debes de saber un par de cuestiones importantes sobre el tema.

La primera es que, como diría Ortega y Gasset, yo soy yo y mis circunstancias. O parafraseando a El Chavo del Ocho: “sí claro, porque te conviene”.

La respuesta de si es mejor vender o alquilar, dependerá de lo que te convenga según tus circunstancias actuales.

Si tienes una cierta estabilidad económica y una gran cantidad de dinero no te urge, entonces alquilar es una estupenda opción.

Si, por el contrario, quieres ingresar una fuerte cantidad de dinero a corto/medio plazo, entonces venderla es la opción.

A partir de ahí, tanto vender como alquilar tiene tantas ventajas como inconvenientes. Ambos acarrearán costes añadidos para ti en función del tamaño de tus ingresos: sobre todo, impuestos.

Si al final te decides por vender tu vivienda, te recomendamos que le eches un ojo a los 10 trucos para enseñar tu piso de manera exitosa una vez que hayas conseguido tu primer visita a través de Kasaz.

¡Suerte en tu búsqueda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *