Compradores

¿Cuáles son las razones para comprar una casa o no comprarla?

28/01/2020

author:

Tiempo de lectura: 7 minutos

Si te estás preguntando si debes comprarte un hogar o debes esperar, en este artículo te damos las razones para comprar casa o las razones para no comprarla si aún no estás preparado.

Si lo tuyo es hacer listas de pros y contras cada vez que tienes que decidirte por algo, no te pienses que en la decisión más importante de tu vida, la de comprarte una casa, íbamos a dejarte solo. 

Hay personas que se guían más por las ganas que por otra cosa, y antes de comprar casa, se deben tener en cuenta varios factores que pueden afectar en tu decisión final. 

Aquí no vale comprar por comprar, porque una mala compra puede acarrear consecuencias financieras desastrosas y eso, no lo queremos por nada del mundo. 

Con lo cual, asegúrate que estás preparado y lee la lista que te dejamos a continuación. Al final del artículo, deberás saber en qué lado te decantas, en las 5 razones para comprar casa o en las 5 razones para no hacerlo (por el momento).

Razones para comprar una casa - Infografía

5 razones para comprar casa vs. 5 razones para no hacerlo

Motivos por los que deberías comprarte una casa

1. Te sientes listo

Una de las principales razones por las que deberías comprar una casa es porque realmente te sientes listo. Esta es la primera sensación que te hará pensar si es el momento adecuado para comprar y empezar a ver como puedes hacer realidad todo este proceso de compra venta.

Como sabes, no es una decisión puramente financiera, pues también es emocional, y por eso, es importante estar preparado en ambos territorios. No servirá de nada  tener el dinero y la capacidad financiera para hacer frente a estos costes, si no estás preparado emocionalmente. 

Sin embargo, si crees que estás listo tanto emocionalmente  como financieramente, es el momento perfecto para dar el paso y comprar una casa. 

Para comprarse una casa hay que estar bien preparado.
Para comprarse una casa hay que estar bien preparado.

2. Ingresos estables y seguridad profesional

No sirve de nada si estás listo para comprar una casa pero tu trabajo pende de un hilo. Seamos realistas. Aunque tengas los ahorros suficientes para comprarte una casa, si no vas alimentando la caja donde guardas todo el dinero con ingresos residuales como los que te proporciona tu empleo, de nada servirá. 

Por lo tanto, otra de las razones para comprar casa es tener seguridad profesional y unos ingresos estable. Si estás fijo e indefinido, te va bien en tu trabajo y empresa y crees que vas a permanecer muchos años más, adelante, ¡lánzate a la aventura!

Tener un ingreso estable te ayudará a cumplir con tu presupuesto, pagar la hipoteca y generar capital. Otro punto más para comprar casa. 

Tener unos ingresos estables es fundamental a la hora de comprarte una. casa
Tener unos ingresos estables es fundamental a la hora de comprarte una casa.

3. Construirás capital 

Comprar una casa es sinónimo a construir capital. El pago de la hipoteca lo estarás depositando en tu hogar y no será como “tirarlo a la basura” como en el caso del alquiler. 

De este modo, en el momento que se quiera vender la casa, la mayor parte del dinero se puede recuperar y destinarlo a otro hogar o a cualquier otra cosa, con lo cual, no habrán pérdidas.

Como ya se sabe, el mercado inmobiliario es impredecible, y aunque no puede haber garantía de que la casa aumente considerablemente de valor, los bienes raíces nunca dejarán de ser un activo apreciable.

Con tu propiedad irás construyendo tu propio capital.
Con tu propiedad irás construyendo tu propio capital.

4. Desgravación fiscal sobre el interés hipotecario

Míralo por el lado positivo. Cuando adquieres una casa, debes pagar muchos impuestos, pero esto de ser propietario tiene sus ventajas. Al tener casa propia, un porcentaje de tus intereses serán desgravados, con lo cual, es un beneficio adicional ser dueño de tu propia casa. 

Pero ¡ojo! esto se aplica, por norma general, a propiedades que se adquirieron antes de enero de 2013. Con lo cual, si estás pensando en una casa, esto ya no te servirá, pero sin embargo, a día de hoy, también existen deducciones de vivienda habituales, aplicadas al 2020, que podrán servirte. 

A la hora de ir a Hacienda, ser propietario podrá tener sus ventajas.
A la hora de ir a Hacienda, ser propietario podrá tener sus ventajas.

5. Conseguirás estabilidad

Si llegas al nivel de poseer una casa, podrás decir que prácticamente ya has alcanzado uno de los niveles más altos de sobre lo que se entiende en este mundo como estabilidad. 

Tendrás tu hogar, probablemente tu familia y empezaras a hacer tuya tu zona: tus vecinos, tu bar del barrio favorito, la carnicería a la que vas siempre, el colegio de los niños, etc. 

Estabilidad significa tener tu casa, tu barrio, tu familia, tu zona, tu gente….
Estabilidad significa tener tu casa, tu barrio, tu familia, tu zona, tu gente….

Motivos por los que no deberías comprarte una casa

1. Presión de otras personas 

Olvídate de lo que te digan los demás. Como has visto en uno de los párrafos anteriores, compra una casa cuando te sientas listo. 

No vale decir “ya tengo una edad” o dejarse guiar por familiares y amigos que quieren establecer una idea por los patrones que se ha marcado la sociedad. 

Tampoco te bases en si tus amigos ya tienen su propio hogar o no. Cuando estes listo, ya comprarás, así que no te dejes influenciar por otras personas y no sientas presión. 

Una decisión tan importante como esta no puede tomarse tan a la ligera, ¿no crees? 

Qué la presión no te haga tomar malas decisiones
Qué la presión no te haga tomar malas decisiones

2. Te planteas mudarte

Si por algún factor crees que la ciudad en la que vives ahora, no será tu ciudad en los próximos años, es mejor que no te compres una casa. 

Si vas a comprarte una casa que sea para establecerse durante un tiempo y empezar a asentar tus bases. Por lo tanto, si piensas que vas a cambiar de trabajo o a causa de tus hijos o familia vas a tener que mudarte, alquila por un tiempo y cuando estes seguro de cuál es tu terreno, entonces cómprate un hogar. 

Por regla general, se dice que se tiene que comprar casa si se planea estar en el área durante al menos cinco años. Haz una mirada con gran perspectiva hacia tu futuro y piénsate bien las cosas antes de actuar. 

Si piensas mudarte pronto, mejor comprarte la casa más adelante.
Si piensas mudarte pronto, mejor comprarte la casa más adelante.

3. Calificar para una hipoteca

Mucha gente se piensa que en el momento en el que califica y es apto para coger una hipoteca, ya puede, seguidamente comprarse una casa. Pero esto no es así. Porque como hemos ya mencionado, puedes estar preparado financieramente, pero emocionalmente no. 

Por lo tanto, este momento previo hasta que estés 100% seguro de que vas a comprarte un piso, puede servirte para ahorrar un anticipo y conseguir la mejor hipoteca posible, o empezar a establecerse unas metas y presupuestos para cuando llegue la hora, lo lleves todo más por la mano. 

Que te aprueben la hipoteca no significa que estés preparado para comprarte una casa
Que te aprueben la hipoteca no significa que estés preparado para comprarte una casa.

4. Deudas

Si tienes deudas, será una razón más por la que no podrás comparte una casa. Antes de concederte una hipoteca, el banco se asegurará de que puedas hacer frente a los pagos, y  tener un historial manchado o estar en el Asnef, no te van a ayudar para nada. 

Deberás conseguir que tu relación deuda-ingreso sea lo más baja posible, porque si ya tienes deudas y encima vas a tener que pagar una hipoteca (en el caso de que te la concedan), tu salud financiera se verá dañada pronto y vendrán graves problemas para afrontar los pagos. 

Primero salda todas tus deudas y luego compra tu casa.
Primero salda todas tus deudas y luego compra tu casa.

5. Reparaciones en el hogar y mantenimiento

Piensa en el tipo de vivienda que vas a querer comprarte. Si es de obra nueva y puedes permitírtelo, no hay más que hablar, comprarla. Sin embargo, si lo que quieres es comprar una casa de segunda mano, con unos cuantos años y la cual probablemente necesite alguna que otra reparación, ¡tenlo en cuenta!

No solo es conseguir la entrada de la vivienda e ir pagando la hipoteca. Las reparaciones del hogar pueden suponer muchos costes y si para comenzar ya vas justo, mejor que te esperes un tiempo y ahorres, en vez de tirarte a la piscina y ahogarte. 

Además, también está el mantenimiento de las instalaciones y los objetos del hogar. Siempre se ha de tener un buen colchón, por los “por si acasos”. ¿Qué pasará si se te rompe la caldera o si has de cambiar la puerta del parking porque se ha dañado? Mejor ahorrar un poco más, estudiar los permisos de obra para reformar tu casa y no precipitarse. 

Si tienes que hacer reformas, esto podría encarecer de manera elevada tus gastos y costes.
Si tienes que hacer reformas, esto podría encarecer de manera elevada tus gastos y costes.

Ahora que conoces los dos bandos y sabes qué pros y contras pueden surgir, ¿en qué lado te encuentras? ¿estás preparado para comprar casa o aun debes esperar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *