Compradores

¿Qué preguntar al vendedor antes de comprar una casa?

09/06/2020

author:

Tiempo de lectura: 12 minutos

Si quieres conseguir el piso de tus sueños sin tener problemas, toma nota de las 20 preguntas a realizar antes de comprar una casa al vendedor de la misma.

Antes, durante y después del proceso de compraventa de tu hogar te van a surgir un mar de dudas y preguntas para hacer, ya que al ser una decisión totalmente nueva para ti – en el caso de que sea tu primera propiedad -, es mejor preguntar y acertar en la compra, que pecar por ello y caer en el error. 

Y como sabes, una de las partes más importantes de este proceso es la elección de tu futuro hogar. Ver pisos es quizás, el momento que da más ilusión y ganas de vivirlo, pero aún así, el momento que genera más dudas. 

Por eso, antes de que el propietario del hogar al que vas a ver te venda la casa como el inmueble perfecto, es aconsejable que el comprador pueda comprobar el estado y situación de la vivienda por sí mismo y no tener miedo a hacerle al vendedor todas las preguntas que fueran pertinentes y necesarias para realizar una buena elección. 

Pregunta al vendedor de la casa todo lo que te surja por la cabeza.
Pregunta al vendedor de la casa todo lo que te surja por la cabeza.

Aunque a ti seguro que se te ocurren algunas, y depende de la casa podrás realizar unas u otras más adecuadas, en el artículo de hoy te vamos a dejar las 10 preguntas que deberás hacerle al vendedor de tu futuro hogar para asegurarte de que esta si que es la casa de sus sueños. ¡Apuntalas todas y no te olvides ni una!

Todo lo que debes preguntar a la hora de comprar una casa

Temas relacionados con la vivienda en sí

A medida que el agente inmobiliario o el particular te va enseñando el piso que quizás puede ser tu futuro hogar, seguro que te van surgiendo preguntas y ese será el momento de realizarlas. Esta bien por una parte irle haciendo preguntas durante la visita, pero tampoco le atosigues.

Si te enseña la habitación y tienes una pregunta relacionada a ello, hazla al momento, pero si son más genéricas, hazlo al acabar todo. Puedes preguntarle cosas como por ejemplo:

¿Cuál es la razón por la que el propietario quiere venderla? 

Una de las primera preguntas que se me vienen a la cabeza a la hora de ver un inmueble es: y si la casa es tan maravillosa… ¿porque el propietario quiere venderla? Si conseguimos averiguar esta información, nos ayudará a la hora de poder hacer una posible oferta. 

Va a ser distinto si al vendedor le urge vender la casa por cualquier motivo, o si solo la ha puesto en el mercado para ver qué tipo de interés puede llegar a genera. 

¿Qué es lo que hace al propietario vender la vivienda?
¿Qué es lo que hace al propietario vender la vivienda?

Si se la quiere sacar de encima porque necesita dinero, es una buena oportunidad para ofrecer un precio más bajo y empezar una negociación, pero en cambio, si solo quiere tantear el terreno, espérate y no te precipites. Es mejor esperar un poco y conocer si hay más interesados para poder dar justo en el clavo con la negociación. 

¿Cuántos inquilinos ha tenido? ¿Quién vivía aquí antes? 

Esta pregunta, además de curiosear un poco sobre las otras vidas que ha tenido la casa que te interesa, sirve para conocer la conservación y el cuidado de la misma. 

Aunque por el aspecto lo más probable es que lo puedas apreciar, no será lo mismo una casa que ha tenido 5 manos a una que solo ha tenido 2. O por otro lado, una casa donde ha vivido un matrimonio de mediana edad, a una casa que ha vivido una familia con 3 hijos y 4 mascotas. Como ves, la cosa seguro que cambia y esto puede suponer que hayan sorpresas ocultas que a simple vista no se vean, pero que pueden acabar apareciendo. 

¿Cuánto tiempo lleva la casa en el mercado?

Conocer cuánto tiempo lleva la casa en el mercado también te permitirá saber cosas sobre ella. 

Normalmente, el tiempo que lleva vender una propiedad variará en función de la demanda del mercado local, del tipo de propiedad y del precio. También dependerá de la situación económica del país o de alguna crisis si se diera el caso, pero… si una vivienda está en Kasaz, por ejemplo, más de 6 meses, es buen momento de hacer una negociación del precio de venta. 

¿Cuántas visitas ha tenido? 

El número de visitas que haya tenido el inmueble también puede ayudarte en tu decisión. Si averiguas que no han habido más visitas y te interesa la casa al 100%, lánzate a ella para no quedarte sin la oportunidad y hazle una buena oferta. 

Averigua cuantas visitas tiene el inmueble aparte de la tuya
Averigua cuantas visitas tiene el inmueble aparte de la tuya.

En cambio, si quien te enseña la casa te dice que hay 10 personas interesadas, y a ti no te acaba de convencer, buscar otra opción será lo mejor que podrás hacer para no perder el tiempo. Seguro que tienes la suerte de encontrar algo mejor, con más facilidad y sin la preocupación de si te darán la casa a ti o no e ir perdiendo oportunidades por el camino. 

¿Cuántos metros útiles y construidos tiene la propiedad? 

En la mayoría de los portales inmobiliarios, excepto Kasaz, suelen olvidar distinguir entre los metros útiles o habitables de un inmueble y los construidos. 

Para que te hagas una idea, los metros útiles o habitables son aquellos que puedes pisar dentro del inmueble, incluido el espacio de los armarios empotrados, si los hubiera. En cambio, los metros o superficie construida es el total de la vivienda, contando las instalaciones, tabiques, galerías, conductos de ventilación, etc. 

Con lo cual, a la hora de comprar una vivienda, fíjate bien en estos detalles para no llevarte sorpresas luego, porque quizás en el anuncio pone que tiene 120 m2, pero en realidad tiene 80 m2. 

Por eso, en Kasaz comprobamos y diferenciamos los metros cuadrados de todos los inmuebles, con el catastro. Así damos una información real y verificada a los posibles compradores y evitamos que se lleven sorpresas. 

¿Hay algún plan a realizar para arreglar algunos desperfectos que se pueden ver? 

Seguro que en el transcurso de meses que llevas buscando piso, te habrás encontrado con viviendas que parecen ser perfectas, pero de repente aparece un gran desperfecto que te hace cambiar de opinión. 

Sin embargo, en ocasiones no debemos desperdiciar un piso que nos gusta por este motivo, y lo mejor es hablar con el vendedor y preguntarle qué se puede hacer con ese desperfecto y si hay algún plan a realizar para poder arreglarlo. 

Si al preguntarle ves que no tiene intención de arreglarlo, quizás es momento de dejar pasar este piso y ponerte en busca de otro mejor, no va a ser que solventar dicho deterioro te salga más caro de la cuenta. 

¿El edificio a pasado la ITE y el IEE?

El estado del edificio es igual o hasta más importante que el estado de la vivienda en sí y por eso, a la hora de comprar un piso es algo fundamental no pasarlo por alto. 

La Inspección Técnica de Edificios, también conocida como ITE, es un control que tienen que pasar los edificios con una antigüedad de más de 45 años, cada 10 años, para asegurarse del estado de conservación de los mismos teniendo en cuenta la cimentación, estructura, las cubiertas, condiciones básicas de accesibilidad, etc. 

El estado de la fachada a veces dice mucho más que el estado de la vivienda en sí
El estado de la fachada a veces dice mucho más que el estado de la vivienda en sí.

Este control suele rondar los 450 euros por edificio y si no lo ha pasado, de primeras puede dar desconfianza al comprador, que en este caso tendrá que saber el motivo por la cual aun no la ha pasado.

Por otro lado, también se ha de tener en cuenta el Informe de Evaluación del Edificio o más conocido como el IEE. En este caso, se evalúan criterios de seguridad, accesibilidad, salubridad y eficiencia energética y también es imprescindible que un edificio lo pase, después de tener 45 años desde su construcción y cada 10 años, como la ITE. 

Para ver cuando deberían haber pasado estos controles, se puede consultar en la web de vuestros respectivos ayuntamientos. 

¿Hay alguna obra, reforma o derrama aprobada o prevista en el edificio? 

Para anticiparnos a futuros pagos que a priori desconocemos, es importante preguntar si hay alguna obra o derrama aprobada en el edificio, que eso significa que ya está en curso y con lo cual quizás nos ahorramos los gastos, o si tienen previsto realizar algo, porque aquí sí que nos podríamos ver implicados a la hora de pagar. 

Y tener que estar pendientes de una gran cantidad de dinero, alomejor sale de nuestros planes y no nos interesa al final, quedarnos con este piso. 

¿Existe algún contrato de arrendamiento?

A pesar de que pueda parecer mentira, muchas veces se realizan transacciones de compraventa sin tener en cuenta que esa casa que acabas de comprar tiene unos inquilinos viviendo. 

Es verdad que es una de las cosas que se deben decir al inicio de todo este proceso, pero por si se pasa por alto, pregúntalo por si las moscas. 

Si hay unos inquilinos esto te supondrá que no podrás disponer de la vivienda en cualquier momento, y además, adaptarte a su contrato. Con lo cual, si no es lo que buscas, esto puede descartar este piso como posible hogar. 

¿Puedo hacer una obra para ampliar la superficie de la vivienda? 

Al comprar una vivienda pasa a ser tuya y tu eres quien decides lo que haces con ella, pero en ocasiones, aunque quieras cambiar ciertas cosas, se debe conocer si es posible hacerlo. 

Para ello podrás preguntar al propietario si hay algún problema a la hora de querer ampliar la superficie o hacer alguna reforma en cuanto a edificabilidad, retranqueos, ocupación y demás factores a tener en cuenta. 

Pintar si es posible, pero a lo mejor tirar una pared no.
Pintar si es posible, pero alomejor tirar una pared no.

Es probable que aún así, el vendedor no sepa contestarte con total seguridad a estas dudas, con lo cual, lo mejor será que consultes a un especialista inmobiliario, al Ayuntamiento o a la Comunidad de Propietarios para verificar las distintas posibilidades de ampliación o reformas de la vivienda. 

¿En qué estado está la fontanería y electricidad? 

Cuando vas a ver una casa por primera vez, es lógico que no te pongas a ver el estado de las tuberías o la instalación eléctrica y por eso, como muchas veces pasa desapercibido, es interesante hablar sobre ello. 

Conocer el estado de la fontanería o la electricidad es algo muy importante, ya que nos puede suponer, a la larga ,un gran desembolso si hay algún problema o se debe hacer algún tipo de modificación. 

A simple vista podremos comprobar interruptores, enchufes, aparatos eléctricos, calefacción, aire acondicionado, luces, etc, o en el caso del agua, los grifos y su presión, los desagües o posibles malos olores. Pero no todo acaba aquí, porque con esto pueden ocultarse cosas que más vale preguntar para cerciorarse de que todo está en orden. 

Temas relacionados con el entorno de la vivienda

Conocer el barrio y la zona es algo trascendental a la hora de elegir vivienda. Antes de buscar piso, es importante saber en qué barrio quieres vivir, aunque además de elegir el barrio por preferencias de estilo o ambiente, tendrá que estar acorde a tus necesidades y capacidad económica. 

Por eso, es preciso analizar el barrio y estudiar que hay en las zonas colindantes a tu futuro hogar, y para ello puedes hacer algunas preguntas como: 

¿Cómo es el barrio?

Como hemos dicho, lo más normal es que hayas hecho un estudio previo de la zona a antes de visitar la casa, pero nunca está de más preguntar. 

Aunque pueda dar una vuelta por los alrededores o buscar en Internet información sobre este espacio, es bueno saber si la zona es ruidosa o no, si hay bares o discotecas cerca de la casa, qué servicios básicos hay al lado, si tiene una buena comunicación de transporte público, si se escucha mucho el tráfico en esta zona, etc. 

Conoce la zona antes de ir a ver el piso para saber si te gustará vivir allí.
Conoce la zona antes de ir a ver el piso para saber si te gustará vivir allí.

¿Como son los vecinos? 

Los vecinos también se deben conocer antes de tiempo. Y eso solo podremos hacer observando los balcones de sus casas o preguntando al vendedor. 

Sin embargo, lo más probable es que en las preguntas más comprometidas suelen tapar un poco la verdad, en el caso de que hayan problemas más gordos, pero aún así, una información más general seguro que sí que te la da: Pregunta que edad tienen, si tienen hijos o no, cuantos vecinos hay por rellano, si han habido quejas o problemas en los últimos años, quiien es el presidente de la comunidad, etc. 

Así con esa información podrás hacerte una idea de cómo son los vecinos y ver si te conviene vivir allí o no. 

¿Cómo está el tema del estacionamiento? 

Si la casa que te vas a comprar no dispone de plaza de parking, esto también debe interesarte. Si tienes coche, es importante conocer cómo está el tema del estacionamiento, así como si es fácil aparcar por la zona o si hay sitios gratuitos para aparcar. 

Tener aparcamiento gratuido cerca de casa es un punto muy a favor.
Tener aparcamiento gratuido cerca de casa es un punto muy a favor.

Porque si utilizas el coche a diario, seguro que no ot convendrá estar en una zona donde no haya aparcamiento y te tires 30 minutos cada día para conseguirlo o debas dejarlo en un sitio de pago o obligarte a alquilar o comprar una plaza de parking en un futuro. 

¿Han habido robos en los últimos años? ¿Es una zona segura? 

La seguridad es una cosa que cada vez preocupa más y realizar esta pregunta no es ninguna tontería. Es cierto que a priori tu ya debes conocer y saber en qué zona te estas metiendo para vivir, porque no será lo mismo plantearse vivir en El Raval que en Sant Gervasi. Pero aún así, todo puede pasar. 

En ocasiones, aunque vivas en una zona que parece ser super tranquila y libre de peligros, resulta ser el mejor foco para los robos. Con lo cual, infórmate para tener conocimiento sobre eso, pero no te recomiendo que acabes de basar tu decisión en eso, ya que estos factores de seguridad e inseguridad cambian con el tiempo o la época.  

Temas relacionados con los gastos de la vivienda

Comprar una casa implica mucho más que hacer el pago del valor de la vivienda. Como sabes, hay unos gastos asociados a la compra de una casa y, si además se le suma a lo que debería pagar el vendedor como impuestos, cargas o facturas costosas, quizás no nos interesa tanto comprar dicha casa. Plantéale estas preguntas al vendedor y sal de dudas: 

¿Hay algun impuesto pendiente de pago? 

Antes de firmar cualquier contrato debemos conocer de la A a la Z todo lo que viene relacionado con la vivienda. Pero para eso, para que no se pase por alto nada, debes preguntar y preguntar. 

Los impagos pueden suponer situaciones incomodas y de estrés.
Los impagos pueden suponer situaciones incomodas y de estrés.

No te cortes a la hora de resolver tus dudas y pregunta al vendedor si está al corriente de todos los pagos. Solicita el justificante de pago del IBI (en el caso que le toque pagarlo a él), como de otros impuestos, y averigua si la vivienda está también en una Comunidad de Propietarios. Si lo está, pregunta cuánto se paga, que se incluye dentro de la cuota y como se paga. 

¿La casa tiene alguna carga? 

Que el inmueble esté libre de cargas es fundamental, y para que nos entendamos, con cargas nos referimos a pagos que aún no se han realizado o se deben. 

Las cargas más comunes suelen ser: las registrales, las hipotecas, usufructos o servidumbres, embargos, de la finca, municipales, con empresas de suministros, o estar puesta en concurso de acreedores. 

De primeras, el vendedor no te notificará si la casa tiene cargas o no, porque no le va a interesar y es por eso que debes hacer especial hincapié en este tema. Con lo cual, aunque le puedas preguntar y el contestarte a su manera, te sugiero que pidas la nota simple en el Registro de la Propiedad  y salgas de dudas. 

¿Cuanto van a costar las facturas? 

Aunque esta pregunta de primeras resulte parecer un poco “tonta”, puede ser más interesante de lo que crees. Preguntar cuánto van a costar las facturas o que suele costar aquí los suministros, no es una tontería, pues eso puede depender del tipo de certificado energético que tenga la casa. 

En la mayoría de los casos el propietario deberá facilitarnos este certificado para poder calcular el consumo de agua, luz y gas en condiciones normales y hacerte así una idea de lo que pagarás. 

Por otro lado, conocer el impuesto municipal del área y saber cuánto se paga de basuras y contribución también es bueno preguntarlo. 

¿Qué incluye en el precio de la venta? 

Saber qué es lo que incluye en el precio global de la venta puede darte un cierto respiro en cuanto a mudanzas, o sumar un gasto de más a la hora de comprar mobiliario. 

Preguntar si se incluye el mobiliario o algún tipo de electrodoméstico, puede ayudarte a decidir en la compra de la casa. Tener estos elementos esenciales hará que la mudanza sea más fluida y si por ejemplo ya tienes tus electrodomésticos, y en la casa también hay, podrás vender el que más te convenga y sacar un dinero extra de eso. 

Una casa bien amueblada puede valer mucho la pena
Una casa bien amueblada puede valer mucho la pena.

No obstante, en algunas ocasiones, al comprador le interesará no quedarse con nada del propietario, por lo tanto también es significativo que se debe hacer en este caso. 

¿Qué garantía tiene esta vivienda? 

Al comprar una vivienda debe haber una garantía que asegure la cobertura de cualquier problema en un plazo determinado.

Conviene tener en cuenta que el vendedor debe entregar la vivienda en perfecto estado para su uso y habitabilidad al comprador, aunque sea de segunda mano. De lo contrario, con un contrato de garantía, el vendedor estará obligado al saneamiento y a cubrir cualquier desperfecto oculto que tuviera la casa, aunque a priori el vendedor no tuviera conciencia de ello. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *