Historias de Casa

10 consejos para enfriar tu casa sin usar el aire acondicionado

14/07/2020

author:

Tiempo de lectura: 11 minutos

Los meses de julio y agosto tienden a ser los más calurosos del año, por lo tanto descubrir cómo enfriar tu casa sin usar aire acondicionado seguro que te va a interesar.

El verano es una de las épocas del año más favoritas para muchos, porque no cabe duda que tiene sus ventajas, como por ejemplo: irte de vacaciones, salir con tus amigos a las terrazas de tu barrio, pasar horas y horas en la playa, disfrutar un buen helado… pero, sin embargo, hay cosas que no gustan tanto, como la extremada calor que suele hacer en los meses sobre todo de julio y agosto. 

Llega el calor y las temperaturas no dejan de subir y aumentar y claro, dándote un chapuzón en la playa se puede soportar, pero ¿qué me dices de estar en casa con una sensación de 25 grados? No nos lo imaginamos ni lo aguantaríamos y por eso solemos recurrir al aire acondicionado. 

Haz que el ambiente de tu casa sea el adecuado para sentirte a gusto.
Haz que el ambiente de tu casa sea el adecuado para sentirte a gusto.

Pero, seamos realistas… nadie quiere encontrarse con un sablazo en su factura de la luz el próximo mes por poner el aire a todas horas y por eso, hoy queremos darte unos consejos para enfriar tu casa sin usar aire acondicionado, no gastar dinero y no sudar a cada medio minuto ¿Todo ventajas verdad? ¡Pues toma nota de nuestras recomendaciones y empieza a aplicarlas desde ya!

Apuesta por un verano sin aire acondicionado

Cuando buscas casa, una de las cosas también a considerar es si tiene calefacción o aire acondicionado, pues en los meses de invierno y verano se va a agradecer. Sin embargo, en muchas ocasiones no es tan esencial como la gente piensa, ya que no tenerlo no te va a impedir de hacer tu vida normal y además te ahorras costes a la hora de pagar la factura de la luz. 

Normalmente, la gente suele pensar que una vez pasa el invierno, la factura de la luz no aumentará más, ya que hay más horas de sol y se encienden menos luces o porque ya no se utilizan tanto los aparatos eléctricos como secadores, microondas o calefactores. 

Pero no nos engañemos, pues en verano si se usa el aire acondicionado el gasto será igual o similar a cuando se pone la calefacción. 

Con lo cual, si miras por el lado positivo, vivir sin aire acondicionado es una ventaja para tu bolsillo y para tu salud, y teniendo alternativas.. ¿por qué darle tanto uso y relevancia a cómo se le da? 

Trucos y recomendaciones para enfriar tu casa sin usar el aire acondicionado

El aire acondicionado puede ser tu mejor aliado si se le da un uso puntual y no se abusa de él, pero cuando se convierte en costumbre puede ser perjudicial. 

Por eso, a continuación, vamos a dejarte unos trucos, consejos y recomendaciones para enfriar tu casa sin usar el aire acondicionado. ¡Verás que nos lo vas a agradecer!

1.- No lo dejes todo abierto

Aunque parezca contraproducente, en verano no es lo más óptimo tenerlo todo abierto, ya que con eso no conseguirás estar más fresco, sino todo lo contrario. 

Empieza y acaba el día abriendo las ventanas para ventilar, ya que en el amanecer y anochecer es cuando más fresco se está. Pero, a medida que el sol vaya apretando más fuerte, ciérralas, baja un poco las persianas en las horas de más calor y pon toldos si es que tienes. Así frenaras la entrada de calor durante el día y evitarás que se caliente la casa. 

Las persianas bajadas para conseguir estar más fresco
Las persianas bajadas para conseguir estar más fresco

2.- Evita usar aparatos electrónicos 

Todo lo que vaya conectado a la electricidad va a generar más calor. Por lo tanto, si nuestra misión es conseguir enfriar la casa sin usar aire acondicionado, debemos rescindir de los aparatos electrónicos todo lo posible durante esta época del año. 

Habrá algunos que son necesarios, pero hay otros que podrás evitar, como por ejemplo el secador y la plancha de pelo, el horno o el microondas. En cambio, si tienes que utilizar la lavadora o planchar la ropa, hazlo mejor por la noche ya que desprenden calor, como en el caso de las televisiones y ordenadores. 

Por eso, cuando no se estén utilizando, mantenerlo desconectado de la corriente para que no sea otro foco más de calor. 

3.- Llena tu casa de plantas

Las plantas, además de ser un elemento de decoración imprescindible en nuestras casas, sirven para refrescar el ambiente y crear sombras. 

Por ejemplo, si llenas tu fachada de enredaderas o buganvillas, actuarán de barrera frente al calor además de poner alegría al ambiente y si pones unas plantas en el balcón, de hoja caduca, orientadas al sur o al oeste, crearán sombras y alejarán el calor. 

Además, cuando las riegues, si echas agua encima de su abono, con la humedad de la tierra conseguirás que la atmósfera se refresque y el aire sea más apetecible para pasar un rato sin tanta calor. 

Y si tienes una terraza, un balcón o un patio, puedes regar el suelo y así el ambiente será más fresco.

4.- Escoge bien tu iluminación

Cada vez hay más gente que opta por una iluminación más ecofriendly y de bajo consumo, porque se debe cuidar el planeta y a la vez el bolsillo. Asimismo, también es fundamental escoger bien tu iluminación para no pasar calor: deshazte de las bombillas incandescentes y los focos halógenos y opta por las bombillas LED. 

Un 90% de la energía de las bombillas es el calor que desprenden, así que si te deshaces de ellas estarás eliminando el calor que hay en el interior de tu casa. 

5.- El truco de la abuela: mojar las cortinas

Las cortinas son un truco para calentar la casa sin usar calefacción y sin duda, también sirve para enfriar la casa sin usar aire acondicionado. 

En este caso, si tienes cortinas en casa mójalas un poco y haz que haya corriente de aire con un par de ventanas abiertas. Es un truco antiguo pero eficaz, y ya verás como se refresca el ambiente rápidamente. Sino, puedes optar por comprar unas cortinas aislantes del frío y el calor.

6.- Adapta tu hogar al verano

La decoración y la distribución dentro del hogar también es un factor a tener en cuenta a la hora de enfriar tu casa. 

Si quieres un hogar más fresco, adapta tu casa y haz como si de un cambio de armario se tratara. Guarda las alfombras, las mantas y las fundas de terciopelo y saca colchas fresquitas y fundas de cojín más veraniegas.

Para esta época los tejidos más recomendados son el algodón, el lino o el hilo, pues no dan calor y pueden resultar fresquitos. 

A la hora de dormir, deshazte de las sábanas calientes de invierno y apuesta por unas de algodón con tonos claritos y si tu colchón tiene vuelta y vuelta adaptado al frío y calor dale la vuelta al lado de verano. 

Adapta tu hogar al verano y disfruta de una bonita decoración
Adapta tu hogar al verano y disfruta de una bonita decoración

En cuanto a la decoración, los colores claros serán la clave del éxito para que tu verano se convierta en menos caluroso: colores blancos, pastel, crudos… Estos deben ser los elegidos. 

Si cuando tenemos calor nos ponemos cosas claritas, en casa también debemos aplicarlo. Dentro del hogar aportarán más luminosidad, y con el reflejo del sol, los objetos no se calentaran tanto. 

7.- Busca el espacio más fresco de la casa

Ahora que por el Covid se ha implantado el teletrabajo como nueva forma de trabajar, tener un espacio de la casa fresco será muy necesario. 

En las oficinas, los aires acondicionados muchas veces están altísimos, y bueno, como no depende de ti la factura de la luz, en estos casos, te pones una chaquetita y ya… pero en casa, si no queremos optar por usar el aire acondicionado deberás buscar un espacio donde te sientas cómodo. 

Si vas a pasar 8 horas en una habitación, trabajando, redistribuir los muebles puede servirte. Por ejemplo: coloca tu mesa de trabajo cerca de una ventana, orientada al norte y en una estancia poco soleada. También, si puedes escoger y tienes más de una planta en casa, trabaja en la planta más baja. 

8.- Viste fresquito 

Teletrabajar en casa en verano tiene sus ventajas y lo sabes. Aunque quizás pases un poco de más calor de lo habitual, ¿qué me dices del lujazo de trabajar en shorts y con un top fresquito o hasta sin camiseta? ¡Eso no puedes hacerlo en la oficina pero en casa sí!

Viste fresquito, escoge ropa fina, de algodón y que no sea ajustada y trabaja cómodamente o paséate por casa sin pasar calor. Eso sí, ¡cuidado con las videollamadas improvisadas de tu jefe!

9.- Opta por alimentos fríos 

Como hemos comentado antes, es mejor evitar todo tipo de aparatos electrónicos, así como hornos o microondas si no queremos que el ambiente se caliente mucho más. 

Para eso, deberás optar por alimentos fríos, de esos que no necesitan apenas ser cocinados y sientan bien estas fechas del año. Una ensaladita fresca, un gazpacho, una sopa de melón… ¡hay mil opciones para refrescarse por fuera pero también por dentro!

Alimentarte saludable y con comida fría también ayuda a no tener tanta calor
Alimentarte saludable y con comida fría también ayuda a no tener tanta calor.

También, no olvides hidratarte. Mantén una botella de agua fría siempre a tu alcance. ¡Eso también ayuda!

10.- Usa un ventilador 

Y por último y no por eso menos importante, prueba de usar y comprar un ventilador. Aunque no se debe abusar tampoco, es una opción mucho más económica, con un consumo menor y no es tan perjudicial. 

Lo que hace es poner en movimiento el aire que ya está dentro de la casa, lo que hará que la sensación de frescor no sea tan fuerte como el aire acondicionado, pero a la vez menos molesto. Y si hablamos de números, podrás ahorrarte hasta un 50% en tu factura de la luz usando un ventilador en vez de el aire acondicionado.

Truco: si pones el ventilador de techo configurado que gire al contrario de como lo hacen las agujas del reloj, conseguirás un ambiente mucho más fresco consiguiendo una brisa agradable dentro del hogar. 

Evita enfermar por el aire acondicionado 

Tanto las calefacciones como los aires acondicionados suelen afectar a tu salud sin que te des cuenta, ya que al entrar en un ambiente forzado podrá desequilibrar la temperatura termohigrométrica que nuestro cuerpo y organismo está acostumbrado a aceptar saliendo del confort térmico recomendado. Con lo cual, abusar en este caso del aire acondicionado puede ocasionar:

Catarros, resfriados y problemas respiratorios

¿Quién no se ha puesto enfermo en verano a causa del aire acondicionado? Seguro que todos o casi todos los que estáis leyendo este artículo alguna vez os ha pasado. Y es que un uso indebido del aire puede afectar a los ojos, nariz y garganta produciendo rinitis, obstrucción nasal y garganta seca. ¡Los cambios bruscos de temperatura no son buenos, por eso se debe tener cuidado!

Dolor de cabeza y migraña

Cuando los niveles de calidad del aire del espacio interior donde te encuentras bajan, se pueden sufrir dolores de cabeza y migrañas. Además, esto puede ocurrir al sentirte deshidratado, que es otra de las causas que puede ocasionar el aire acondicionado.

El aire acondicionado puede hacer que tengas dolores de cabeza.
El aire acondicionado puede hacer que tengas dolores de cabeza.

Deshidratación

Si el aire acondicionado está puesto mucho rato, acabará aspirando acabará aspirando la humedad del ambiente y, además, al sentirnos frescos no tendremos la necesidad de beber tanta agua, lo que puede hacer que acabemos deshidratándonos. 

Piel y ojos secos

Otro de los síntomas que puede ocasionar un abuso del aire acondicionado es la piel seca. Al combinarse el aire frío, con la repetida exposición solar, puede producir picores y sequedad en la piel. 

Y también pasa con los ojos, que al pasar varias horas en un espacio cerrado con aire acondicionado, los ojos se pueden irritar y te puede ocasionar picazón y ardor. 

Aumento de las alergias y propagación de virus

Aunque a priori parezca que un ambiente con aire renovado puede acabar con las alergias y los virus, en muchos casos produce todo lo contrario. La solución es que el filtro del aire acondicionado se encuentre limpio y con un mantenimiento adecuado ya que sino puede ser una fuente de microbios. 

Las alergias pueden aumentar  con el aire acondicionado
Las alergias pueden aumentar con el aire acondicionado

Factores a tener en cuenta para enfriar la casa sin gastar dinero 

Si te has comprado casa hace poco o tienes pensado comprar vivienda en un futuro, conocerás que algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de decidir con qué piso te quedarás es la ubicación y la orientación. Y a la hora de querer enfriar la casa sin gastar dinero también puede servirte haber escogido bien estos factores. 

La ubicación 

Igual que planteamos estos dos factores a la hora de hacer el artículo sobre cómo calentar tu casa sin usar calefacción, también los tenemos presentes a la hora de ver como enfriar una casa sin usar aire acondicionado, y ahora veréis porque. 

No será lo mismo vivir en la playa que en la montaña
No será lo mismo vivir en la playa que en la montaña.

Como sabes, no es lo mismo vivir en la montaña, al lado de la playa, o en plena ciudad, pues la temperatura y la sensación de calor varía en un lado u otro y sentirás que el ambiente está más cargado dependiendo de dónde vivas. 

Con lo cual, piensa bien la ubicación de tu piso antes de comprar porque después en cuestiones como esta puede servirte de utilidad haber escogido una zona u otra. 

La orientación

Y lo mismo pasa con la orientación. Como explicamos en nuestro artículo sobre ¿cuál es la mejor orientación para comprar un piso en Barcelona? Depende de hacia donde mire tu casa se verá más o menos influida por el calor.

En este caso, si tu casa está orientada hacia el este, el sol te llegará por la mañana hasta el mediodía y si tu casa mira hacia el oeste tendrás las tardes soleadas y las noches calurosas.

La orientación hará que tu casa sea más o menos calurosa.
La orientación hará que tu casa sea más o menos calurosa.

Si tu casa tiene orientación sur, tendrás la presencia del sol a todas horas y eso hará que quieras usar más el aire acondicionado, por lo tanto, lo más recomendado en zonas especialmente calurosas es contar con una orientación norte, así conservaremos las estancias frescas ya que el sol es escaso. Pero esto dependerá de cada uno, porque a lo mejor tampoco te interesa prescindir de la luz solar. 

Así que, lo mejor es que si puedes comprarte una casa con orientación suroeste, no dejes pasar la oportunidad. Es la mejor alternativa ya que el invierno el sol se mantendrá más constante durante todo el día, pero en verano, el calor disminuirá cuando se acerque más el final de la tarde, teniendo opción a unas noches menos calurosas. 

El uso adecuado del aire acondicionado

Si aun habiéndose dado 10 consejos para enfriar tu casa sin usar aire acondicionado y después de explicarte como tu salud puede verse perjudicada por un abuso del mismo, sigues pensando que sin aire no puedes vivir, aunque sea por unos instantes de tu día, haz un uso adecuado siguiendo estas recomendaciones: 

  • Mantén el aire acondicionado a una temperatura ideal. Aunque te parezca que no va a servir de mucho, la temperatura recomendada es de unos 24 grados. De este modo conseguirás no enfermarte y sentirte a gusto. 
  • Coloca el aparato en una posición que no apunte directamente hacia las personas, sino que se dirija al techo, pues así se distribuirá mejor por todas las estancias y no molestara. 
  • Usa el encendido y apagado automático y no lo dejes nunca encendido si no estás en casa. Solo harás que tu factura aumente y estarás ensuciando el planeta. 
  • Revisa la potencia que tienes contratada para un mejor uso del aparato y un ahorro de energía. 
  • Mira que los filtros estén en orden y estate al tanto de su mantenimiento anual. 
Es muy importante que se revise el estado del aire acondicionado cada año.
Es muy importante que se revise el estado del aire acondicionado cada año.

Conclusiones

A pesar de que seas un fanático del aire acondicionado y te salve de más de un día sofocante, plantea cambiar tus hábitos y apuesta por no tenerlo que usar a todas horas. 

Seguro que después de estos consejos y recomendaciones que te hemos dado a lo largo del artículo, acabas escogiendo este modo más ecológico de vivir y te decantas por enfriar la casa sin usar aire acondicionado. 

Pruébalo y coméntanos si con estas técnicas sigues pasando calor. ¡Nosotros ya hemos aparcado el aire acondicionado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *