Historias de Casa

10 consejos para calentar tu casa sin usar calefacción

22/01/2019

author:

10 consejos para calentar tu casa sin usar calefacción

Tiempo de lectura: 8 minutos

El mes de enero tiende a ser el más frío del año y también la época que cuesta más llegar a fin de mes. Por lo tanto, descubrir cómo calentar tu casa sin usar calefacción va a ser algo muy útil y a la vez económico.

Con la llegada del frío, las facturas siempre suelen dispararse un poco más. Duchas largas de agua caliente, necesidad de hacer más lavadoras ante el grosor de la ropa de invierno que hace que se llenen más rápido, microondas funcionando a todas horas, porque.. qué mejor que un té calentito para acompañar las tardes frías, y como no, calefacción a toda mecha, para olvidarnos de que fuera estamos a 2 grados.

Pero no nos engañemos, porque poner la calefacción es un dispendio para todos. Por este motivo, en el artículo de hoy vamos a darte unos consejitos para que tu factura de la luz siga en su línea sin dispararse demasiado.

¿Casa sin calefacción? ¡La solución a tus gastos y tu salud!

A menudo, cuando estamos buscando casa y decidimos ir a ver un nuevo hogar, uno de los factores a tener en cuenta es si la vivienda tiene calefacción y aire acondicionado. Es lógico que es un punto fuerte, porque… ¿quién se imagina un invierno sin calefacción? ¡Nadie!

Pero, ¿realmente es tan importante como parece? Si lo miras desde el lado positivo, no tener calefacción te supondrá alrededor de un 60% de gasto menos al mes, en cuanto al factor energético se refiere. Y obviamente, existen alternativas para reemplazar la calefacción.

Ahorra gastos

  • Estufas para calentar la casa

Las estufas, aunque deban estar enchufadas y generando un gasto eléctrico, si se utilizan correctamente, se puede ahorrar y son una buena alternativa a la calefacción de instalación general.

Con la estufa, podrás calentar la parte de la casa que quieras, sin la necesidad de calentarla toda (como pasa con la calefacción general, en el caso que tuvieras), y de este modo ahorrarás y mantendrás el calor de la casa concentrado en la estancia donde te encuentres en ese momento.

  • Chimenea

Otra de las alternativas a la calefacción es la chimenea. No todas las casas poseen una, pero si tienes la suerte de contar con ella, ¡aprovéchala al máximo! El fuego es lo que da más calor y el gasto será menor, porque la leña la puedes conseguir en el campo o a precio más económico que tener puesta la calefacción todo el día.

Sentir el calor de la chimenea es una de las mejores sensaciones del invierno.
Sentir el calor de la chimenea es una de las mejores sensaciones del invierno.

Para ahorrar en tu factura de la luz, de modo general, aquí te contamos cómo hacerlo.

Gana salud

La calefacción, a veces no es del todo apropiada para tu salud, porque si se abusa mucho de ella, puede:

  • Resecar la piel y los ojos

Al resecar el ambiente, la piel se descama o sufre picores. Además, se suele contraer más conjuntivitis debido a la sequedad de los ojos.

  • Aumentar los resfriados

Las bacterias no se eliminan del todo ni se produce el moco adecuado al secarse la mucosa respiratoria.

  • Proporcionar sensación de cansancio

El ambiente de unos 25-26 grados hace que el cuerpo se ‘atonte’ o tienda a ‘adormilarse’, y eso hace que sea más difícil concentrarse y mantenerse activo.

  • Favorecer la obesidad

Si no se activan los mecanismos que hacen que nuestra temperatura corporal aumente, y en consecuencia se genere la quema de energía y calorías, el peso aumentará hasta poder producir obesidad.

10 consejos sobre cómo calentar la casa sin encender la calefacción

Además de las alternativas como la estufa o la chimenea, a continuación voy a darte 10 consejos para que sepas cómo calentar la casa sin encender la calefacción en los días más fríos. Toma nota, porque si aplicas estos tips correctamente, será un beneficio para tu cartera a final de mes.

1. Alfombras: decoración y calor

Sal a la calle y compra aquella alfombra que tanto quieres pero que no te animas a comprar porque crees que no la necesitas. Ha llegado su momento. Las alfombras, además de decorar y hacer el espacio más acogedor, son un excelente aislante térmico que protegen contra el frío y la humedad. ¿Dónde dices que vas a poner una?

Alfombra: decoración y calidez.
Alfombra: decoración y calidez.

2. Ventilar en vez de tenerlo todo cerrado

Aunque parezca algo opuesto, ventilar la casa ayuda a que a posteriori se muestre más caliente. 10-15 minutos al día serán suficientes para liberar todas las malas energías, deshacerte de aquellos olores que tan poco nos gustan y atrapar todo el calor del sol. ¿La mejor hora? Al despertarse o cuando el sol penetre con más fuerza en las ventanas. No hay duda que los rayos solares es una de las calefacciones más baratas que existen.

3. Apuesta por las cortinas térmicas

Las cortinas son un complemento bastante utilizado para galardonar las ventanas, pero… ¿realmente se le da el uso adecuado? Este objeto, además de decorar, sirve para evitar que entre el sol, proteger el espacio de la luz e impedir que algún lugar esté a la vista o simplemente para evitar el frío.

Si las escoges térmicas y gruesas, serán ideales para que funcionen como un aislante térmico y ayuden a mantener la casa más caliente sin la necesidad de usar la calefacción.

4. La cinta adhesiva como mejor aliada

¿Cuántas veces has notado esa sensación de cómo si alguna ventana o puerta estuviera abierta y realmente no lo estaba? Eso se debe a que, en ocasiones, las puertas y ventanas no suelen cerrar del todo bien y siempre queda un pequeño filo por donde pasa el aire. Para que esto no suceda, convierte la cinta adhesiva en tu mejor aliada. Ve a la ferretería más cercana y compra cinta aislante. Te servirá para tapar cualquier rendija y evitar posibles circulaciones de aire.

5. Cierra puertas

Cuantas más puertas cerradas tengamos en casa, mejor. De este modo se conseguirá un ambiente más cálido y acogedor y se evitará que el frío se disperse por toda la casa.

6. Paredes con libros y cuadros

Si llenas las paredes de libros y cuadros, aquellas que dan directamente al exterior, se conseguirá una temperatura interior más agradable. Es como si vistieras una pared. Si la recubres de objetos, su temperatura aumentará y de este modo, el ambiente de la casa será más caliente. En cambio, si dejas las paredes desnudas, el frío entrará más rápido y la sensación de frío será mayor.

Una pared decorada dará más calor al hogar.
Una pared decorada dará más calor al hogar.

7. Velas para espacios pequeños

Las velas, además de ser una opción muy atractiva para decorar la casa, son muy útiles si se quiere calentar un espacio pequeño. El truco está en comprar velas grandes y distribuirlas en diferentes rincones para conseguir que la temperatura del ambiente aumente. Eso sí, recuerda no dejar las velas encendidas si te marchas de casa y procura siempre colocarlas en lugares donde no haya peligro.

8. Colores cálidos para atrapar el sol

¿Alguna vez has notado que si vistes de oscuro en verano tienes más calor? Esto es porque los colores y la temperatura, están relacionados. Y esto también pasa con los colores de las habitaciones o los objetos. Si tu casa es fría de por sí y necesitas hacerla más caliente, escoge colores cálidos para pintar las paredes de la habitación.

Se dice que el color negro es capaz de captar el 98% del calor, el gris el 90% y el verde oscuro el 79%. Con lo cual, si tienes que renovar los colores de tu pared o algún que otro mueble de la casa, como por ejemplo el sofá, elígelo mejor gris, negro o azul marino, en vez de blanco, beige o color canela.

9. No sin mi manta

Si, lo sabemos. La manta es la fiel compañera de todas las tardes de invierno. Porque.. ¿a quién no le gustan los domingos de peli y manta? Las hay suaves, con pelo, de todas las medidas, con forma de cola de sirena o la típica de franela de tu abuela, pero ¿cuál es la más efectiva a la hora de aislar el frío? Las de lana, las polares, las de franela o las de pieles de animales son las que más puntos se llevan. La manta ya la tienes, ¡ahora sólo falta escoger una buena película!

Este perrito seguro que no pasa frío con esta manta.
Este perrito seguro que no pasa frío con esta manta.

10. ¿Ejercicio en casa? Why not?

Si eres de los típicos frioleros que ni con mantas, ni con cintas aislantes ni nada de todo lo comentado anteriormente superas el frío, te aconsejamos que te compres una bici estática o te busques un personal trainer online y te pongas a mover el cu-cu todas las tardes de invierno. Verás como así el frío desaparece de tu cuerpo en ‘cero coma’.

Factores a tener en cuenta para calentar la casa sin gastar dinero

Si vas a comprarte una casa pronto y quieres ahorrar dinero no teniendo que utilizar la calefacción, existen dos factores a tener en cuenta que pueden hacer que tu casa se mantenga más caliente de por sí:

La ubicación

Uno de los factores es la ubicación. Cómo sabes, no es lo mismo vivir en ciertas altitudes, en la montaña, a ras del mar o en plena ciudad. Teniendo en cuenta en dónde se ubique la casa, la temperatura y sensación de frío será mayor o menor.

Las casas en las montañas suelen ser más frías.
Las casas en las montañas suelen ser más frías.

La orientación

La orientación también es algo importante a la hora de comprar una casa y más si nos fijamos en detalles mantener una vivienda cálida y acogedora. Si compramos una casa con buena orientación, ganaremos luz solar y eso nos proporcionará mayor calidez al hogar. La elegida para el invierno es la orientación sur, ya que proporciona sol durante todo el año.

Cómo calentar una casa económicamente

Cómo has visto, existen diversos consejos para calentar tu casa sin usar calefacción, pero si aún no te convence del todo y piensas que vas a pasar frío, toma nota de estas últimas recomendaciones y usa la calefacción con cabeza:

  • Mantén la calefacción a una temperatura ideal. Durante el día ponla entre los 19º y 21º y a la noche entre 15º y 17º o apágala del todo.

    Pon la calefacción a la temperatura ideal.
    Pon la calefacción a la temperatura ideal.
  • No pongas ropa en los radiadores, a no ser que fuera este lloviendo y no puedas tender. De este modo solo harás que el calor no llegue a toda la casa y además, podrás incrementar el nivel de humedad.
  • Ten la caldera siempre al día y con las revisiones correspondientes. Y no te olvides de purgar los radiadores. ¡Te ayudará a mejorar el rendimiento del calor!
  • Pon paneles reflectantes entre la pared y los radiadores para no perder el calor por los muros. Así recuperarás entre un 10% y 20% del calor que se suele perder.

Ahora ¿quién va a pasar frío en invierno? ¡Nosotros seguro que no!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *