Compradores

Todo lo que necesitas saber antes de comprar piso en El Raval

21/01/2020

author:

Tiempo de lectura: 6 minutos

Comprar piso en El Raval es una oportunidad fantástica y una tarea de alto riesgo a la vez: es ubicación inmejorable y precios accesibles… y es inseguridad, exclusión y mala fama. Un barrio complejo, de muchos matices, que es visto por los inversores como “el futuro Born”.

El Raval es uno de las zonas más famosas de Barcelona. La oveja negra, creativa, caótica, multicultural, inestable, talentosa, desaliñada y genial de los barrios barceloneses.

Un barrio con una desfachatez inusual, con más contrastes que una película de Tarantino y que se mueve sin ningún complejo, como Shakespeare, entre lo vulgar y lo sublime.

Jeringuillas tiradas por el suelo, prostitutas sentadas en la acera a las dos de la tarde, suciedad, narcopisos en acción, vagabundos acampando, borrachos, adictos, carteristas, hurtos, violencia callejera y pisos okupados. Eso es El Raval.

Pero también es arte, es creatividad, es talento, es calidad y calidez humana, es una sonrisa, el graffiti del Xupet Negre y el talento desbordante y naif de Jakuna Melata, es interculturalidad, es emprendimiento underground, es un club de jazz como los de antes, es diversidad, música en vivo, es antropología, es rock y es pasión. Eso también es El Raval.

El Raval es un barrio de contrastes, donde ocurren las mejores y peores cosas de la ciudad.
Niños jugando en la calle en un barrio de contrastes.

“En mitad de lo sublime, a veces desciende a lo vulgar y, en las escenas más impresionantes, a la bufonería: su tragedia es caos, iluminado por cientos de rayos de luz”. No, no es una metáfora del barrio. Es una carta de 1768 escrita por Voltaire y donde hablaba del autor de Hamlet y Macbeth.

Así de genial y terrible es El Raval: si el barrio fuera una obra teatral, seguramente sería una tragedia moderna. Una obra que hablase de traición, venganza, incesto y corrupción moral, pero de una manera tan salvajemente brillante que al final uno no sabría si reír, aplaudir o llorar.

Es un barrio del cual el resto de habitantes de la ciudad se han formado ciertos prejuicios. Algunos ciertos y otros no tanto. En este post te contaremos lo que necesitas saber si estás contemplando la posibilidad de comprar piso en el Raval.

Conoce el barrio de El Raval

De zona agrícola a Barrio Chino

Hasta el siglo XIV, El Raval no era más que tierras cultivadas rodeadas por caminos vecinales trazados por los romanos desde la época de Barcino. Este trazado romano es el mismo que dibujó los contornos del barrio hasta la actualidad.

Fue hasta la construcción de la tercera muralla que El Raval pasó a formar parte de Barcelona, y que terminó por definir lo que hoy es la Ciutat Vella. La muralla buscaba defender la ciudad, pero también crear un nuevo barrio con una amplia zona de huertas para abastecer a la ciudad en caso de epidemias o ataques.

El Raval comenzó siendo zona de huertos hasta el siglo XVIII.
Mapa de Barcelona en 1694 donde aparece El Raval.
Autor: N. de Fer

Este carácter agrícola no lo abandonaría hasta entrado el siglo XIX. La construcción desenfrenada de fábricas, edificios de viviendas y comercios llevarían la zona a una degradación urbanística que, en la década de 1920, le hizo ganar fama como “El Barrio Chino” de Barcelona.

Es en esta época que nace la mala fama de El Raval. Ese barrio al que el antropólogo Miquel Fernández describió como lugar de “pobres, putas, anarquistas y mariconas”. Esta denominación duraría hasta el final del franquismo.

La pobreza y exclusión ha sido una constante en el barrio desde sus comienzos.
Un día en el sur del Barrio Chino, en la frontera con el Paralelo.
Foto: Margaret Michaelis.

Para entender mejor esta etapa del barrio, vale la pena explorar los reportajes fotográficos de Margaret Michaelis y de Joan Colom. No tienen desperdicio.

Un arrabal convertido en El Raval

Un arrabal (del árabe rabad) “es una extensión o agrupación territorial de viviendas y comercios no sujetos a control municipal o planes urbanísticos. Fue característico del crecimiento de las ciudades europeas durante la Edad Media”.

La construcción de la tercera muralla en la ciudad originó que este arrabal quedase incluido dentro de la ciudad, y el posterior crecimiento, primero hacia Poble Sec y Sant Martí, y después con el ensanche (l’Eixample), hicieron que este caótico y empobrecido barrio fuera una parte importante, céntrica e histórica, de Barcelona.

Ya en los años 70 y 80, confluían en El Raval una diversidad artistas, poetas, escritores, periodistas, fotógrafos y prostitutas. Este crisol de culturas daría como resultado un barrio canalla, vicioso y pintoresco. Una diversidad daría forma a la identidad más profunda del barrio.

El Raval undergound

Por las calles de El Raval pasaron Picasso (y su periodo azul), Hemingway, Dalí, Baudalaire, Gaudí, Machado o Carlos Gardel. Una mística intelectual y artística que ha acompañado al barrio prácticamente desde sus inicios y que, a finales del siglo XX, lo convertiría en una legendaria zona donde las pasiones acampan al aire libre.

Y con ello, vino la gentrificación y el inicio del boom inmobiliario en El Raval. Impulsado, además, por otros dos factores cruciales y que siguen vigentes a día de hoy: los precios más asequibles que en los barrios vecinos y su céntrica ubicación, estratégica en Barcelona.

Comprar piso en El Raval es una apuesta segura por el potencial de sus calles.
La identidad de El Raval es una mezcla entre decadencia y espíritu bohemio.
Foto: Shawn Hoke.

Hipsters, escritores, skaters, fotógrafos, emprendedores, anarquistas, contraculturales y sin etiquetas conviven con locales, extranjeros, prostitutas y camellos para dibujar un barrio que a veces es visto desde fuera como sucio y obsceno.

¿Por qué razón habría de ser distinto, si así ha sido siempre?

El nuevo Born y futuro barrio de moda

El incomprendido barrio de El Raval parece que está comenzando a suscitar cada vez más interesados en invertir en él. Ya no son solo artistas e intelectuales. Ahora también empresarios, chefs, inversores y emprendedores eligen el barrio como destino permanente.

El Raval es único y pintoresco, por lo que cada vez más gente compra piso en El Raval.
El estilo tan único del barrio y su ubicación le otorgan un futuro muy prometedor.

Esto ha ocasionado dos factores: la gentrificación y la sanación de los espacios públicos. El camino aún es largo, y va por zonas. Pero el proceso ha comenzado, aunque muchos locales se quejan de especulación.

Por tanto, cada vez más hay más interesados en comprar piso en El Raval. Ya sean empresas desarrolladoras que compran edificios, los renuevan y venden los pisos, o propietarios individuales que invierten esperando que los precios suban y que las infraestructuras y servicios urbanísticos vayan mejorando en un medio y largo plazo.

Factores del boom inmobiliario en El Raval

  • Su céntrica ubicación
  • Precios aún accesibles
  • Potencial de la zona debido a su localización
  • Personalidad única, alternativa y cool

Datos que te interesarán si quieres comprar piso en El Raval

Si El Raval fuera un municipio, ocuparía el puesto 24 en mayor población de los 947 que conforman Catalunya. Con 48.297 habitantes, es más poblado que Figueres, Vic o Gavá.

Además, la densidad de población es el triple que en el resto de Barcelona. Dos factores que explican y causan la pobreza pasada, pero también ponen el foco de las oportunidades futuras.

  • El 50% de la población es extranjera.
  • El 70% de los registros catastrales son de viviendas.
La gentrificación y las renovaciones está comenzando a mejorar el aspecto de los edificios.
Los edificios destruidos y en mal estado están empezando a ser renovados.

Mercado inmobiliario en venta

  • Precio medio de la oferta de las viviendas en venta: 4.034 €/m2.
  • Precio medio de las transacciones de las viviendas en venta: 3.970 €/m2.
  • Número de compraventas registradas en 2018: 539 (casi la mitad de todas los inmuebles vendidos en Ciutat Vella).

Mercado inmobiliario en alquiler

  • Número de contratos de alquiler registrados en 2018: 1.918 (43% del total de los contratos firmados en Ciutat Vella).
  • Precio medio de la vivienda en alquiler (€/m2/mes): 14.01 €/m2/mes.

Prioridades del Ajuntament para El Raval

  • El derecho a la vivienda.
  • La creación de nuevos equipamientos.
  • La mejora del espacio público para el disfrute de los vecinos.
  • El refuerzo de proyectos inclusivos con las diversas comunidades que conviven.
  • Lucha contra el narcotráfico,
  • Interculturalidad y programas para acercar a la población de origen diverso a los servicios del distrito, etc.
El emprendimiento local y social profilera en el barrio.
El Raval está camino de convertirse en un pintoresco barrio creativo y diverso.
Foto: John Weiss.

Hoy El Raval es un ejemplo de sanación urbanística pero también de interculturalidad, de emprendimiento social, de arte, creatividad y defensa de los derechos sociales y culturales de sus habitantes.

Así que el futuro es prometedor para el barrio. Con un ambiente diverso y híper creativo, con una ubicación céntrica y estratégica, y con unos precios aún accesibles, comprar piso en El Raval es una estupenda oportunidad de inversión.

Si quieres encontrar pisos en venta en El Raval, en Kasaz los encontrarás con ubicación exacta y toda la información verificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *