Historias de Casa

Cómo reciclar en casa y cuidar del medio ambiente

01/10/2020

author:

Tiempo de lectura: 9 minutos

Para proteger el planeta y cuidar el medio ambiente, lo primero que se tiene que hacer es concienciarse de la importancia del reciclaje y aprender a cómo reciclar en casa.

Ser cuidadoso con el medio ambiente es algo que debería ser obligatorio en nuestra sociedad y sin embargo, hay muchas personas que aún, a estas alturas, desconocen la importancia de preservar la salud de la Tierra. 

El cambio climático, el agotamiento de recursos naturales, la contaminación, la pérdida de la flora y la fauna con su extinción, o la deforestación de los árboles son factores que ponen en peligro a la humanidad, pero si la gente es consciente de ello y cuida el medio ambiente, todo puede cambiar. 

Es cierto que cada vez hay más personas que son ecológicas y son muy cuidadosas con el planeta, pero aún así, muchos otros, desconocen que, poniendo su granito de arena, pueden ayudar mucho. 

Reciclar en casa es el primer paso para poner de tu parte al cuidar el medio ambiente.
Reciclar en casa es el primer paso para poner de tu parte al cuidar el medio ambiente.

Por eso, en el artículo de hoy vamos a explicarte cómo reciclar en casa y cuidar del medio ambiente, teniendo en cuenta dónde va cada residuo que generamos y contándote a su vez, algunos trucos y consejos para poder reciclar y ser más ecofriendly. ¿Te unes a cambiar el planeta? Toma nota de nuestras recomendaciones 🙂 

La importancia de reciclar en casa 

¿Por qué es tan importante reciclar y ser ecofriendly? 

Cada día se generan miles de toneladas de basura en el mundo y, a causa de los residuos que provocamos en nuestro día a día, se perjudican los océanos y ríos poniendo en peligro a miles de animales o simplemente se crea una contaminación en el ambiente capaz de matar a la población. 

El ser humano es el responsable de la mayoría de los residuos que aparecen en el planeta, con lo cual, para frenar unas consecuencias catastróficas para nuestro planeta, lo principal es reciclar. 

Si no se recicla, el planeta puede sufrir consecuencias irreversibles.
Si no se recicla, el planeta puede sufrir consecuencias irreversibles.

Con un gesto tan sencillo como reciclar se puede conseguir muchas cosas, y en casa, tú puedes hacerlo. Por qué.. ¿sabes qué pasaría si no se recicla? Te dejamos unos ejemplos: 

  • Tus hijos o nietos verían un planeta sucio y contaminado, perjudicando su salud y su calidad de vida. 
  • No habría suficiente espacio para el tratamiento de residuos, con lo cual no se podrían clasificar ni aprovechar para la generación de nuevos productos. 
  • La contaminación y mala calidad del aire aumentaría a niveles tan elevados que impediría el poder respirar por la calle y la generación de problemas respiratorios. 
  • Desaparecerían los recursos naturales como el agua y la energía eléctrica por su consumo sin control, lo que haría que escasearan, subieran de precio y llegarán hasta desaparecer.  
  • Aumentarían las posibilidades de vivir un calentamiento global. Cuando no se recicla, los materiales deben ser quemados e incinerados, con lo cual eso provocaría una elevación de la temperatura media de la Tierra, habría un aumento de gases de efecto invernadero y el aire se mostraría muy contaminado.
Así quedarían las ciudades con niveles altos de polución
Así quedarían las ciudades con niveles altos de polución
  • Habría una demanda mayor de productos al no reciclar y eso provocaría deforestación de bosques y reservas naturales, más generación y utilización de productos químicos y conservantes, y en consecuencia la desaparición y extinción de animales y vegetales que viven en esos espacios. 
  • Aumentaría el temido cambio climático, lo que ocasionaría más inundaciones, sequías o incendios y pondría en peligro la vida de millones de personas. 

Con lo cual, te aseguro que es un buen momento para convertirte en eco-friendly y empezar a ser respetuoso con el ecosistema, manteniendo un equilibrio entre factores sociales, económicos y de medio ambiente. 

¿En qué contenedor va cada residuo? 

Después de conocer la importancia de reciclar y de saber qué puede pasar si no se recicla, seguro que tu empeño en realizarlo bien, en tu hogar va a ser más grande y a conciencia. 

Por eso, para ayudarte a hacerlo bien te vamos a enseñar en qué contenedor va cada residuo, ya que si reciclas pero no lo haces de la forma correcta, algo ganaremos pero estaremos desaprovechando una oportunidad de hacerlo de 10. 

Como el objetivo principal es que recicles en casa, te hablaremos de los residuos que comúnmente se generan más en los hogares, para así poder clasificarlos dependiendo de en qué contenedor vayan: 

Cada residuo debe ir a su contenedor
Cada residuo debe ir a su contenedor

Contenedor amarillo

El contenedor amarillo es el conocido por agrupar, a primeras, todo tipo de envases o plásticos, pero.. ¿qué va exactamente en este depósito? A continuación te lo explicamos: 

  • Envases de plástico: botellas de agua o refrescos, botes de champú o de cuidado personal, envases de yogures, de mantequillas, de quesos…por ejemplo.
  • Tetrabricks: de bebidas cómo leche o zumo o de productos de alimentación como caldos de pollo o tomate triturado. 
  • Envases metálicos: latas de refresco, latas de conserva o cualquier tipo de spray o producto metálico de cosmética personal. 
  • Bolsas de plástico: tanto de basura como las típicas de supermercado o bolsas de snacks.
  • Papeles de cocina: cómo el papel aluminio, papel albal o lo que envuelve las comidas envasadas.
  • Recipientes: bandejas de corcho blanco y hueveras de plástico
  • Todo tipo de recipientes u objetos de plástico: juguetes de plástico, tuppers de plástico, vasos y menaje de cocina de plástico, etc.  
  • Mallas y redecillas: de patatas, cebollas, naranjas…
El consumo de plástico debe ser moderado y evitarlo siempre que se pueda
El consumo de plástico debe ser moderado y evitarlo siempre que se pueda

Sin embargo, no se pueden tirar objetos como: calculadoras, bolígrafos, cintas de video o música, guantes de goma, sartenes, cepillos de dientes, o aerosoles vacíos entre otros. 

Contenedor verde

El contenedor verde es el indicado para tirar todo tipo de vidrio, así que en él podrás depositar lo siguiente: 

  • Botellas de vidrio: de cerveza, de zumos, de agua, de vino, de alcohol…
  • Tarros de conserva: de mermelada, de aceitunas, de tomate…
  • Frascos: como los de la colonia o los perfumes o cualquier tarro de cosmética.
  • Todo tipo de recipientes de vidrio como: un vaso, una copa, un cenicero, etc. 

Sin embargo, no podrás tirar cosas como: jarrones y tazas de cerámica, gafas, espejos, bombillas, tubos fluorescentes, etc. 

Contenedor azul

De toda la vida, el contenedor azul ha sido el indicado para depositar el papel y el cartón, así que aquí podrás tirar por ejemplo, lo siguiente: 

  • Cajas de cartón: de zapatos, de cereales, de galletas…
  • Periódicos y revistas
  • Libretas, folios usados o sobres
  • Carpetas, cartulinas o materiales de cartón
  • Bolsas de papel 
  • Envases de cartón como las hueveras
¿Por qué no inventar un personaje con una caja de cartón antes de tirarla?
¿Por qué no inventar un personaje con una caja de cartón antes de tirarla?

En cambio, no será el mejor lugar para tirar papel higiénico, de cocina o servilletas, fotografías o platos, tazas y vasos de papel. Y recuerda, aquí cuando tires la basura, no lo hagas con una bolsa de plástico y cambiala por una de cartón. 

Contenedor gris

El contenedor gris es aquel que engloba toda la basura más pura, es decir aquellos residuos que no entran en ninguno de los contenedores anteriores y que se depositan objetos que no se pueden aprovechar ni reciclar. Aquí podríamos tirar lo siguiente: 

  • Restos de comida
  • Papeles sucios: de cocina, higiénicos, servilletas usadas…
  • Pañales
  • La cerámica y la porcelana
  • Fotografías
  • Cristales rotos como por ejemplo de una ventana o espejos. 
  • Objetos de goma y corcho: tapones, el típico pato de goma….
  • Las mascarillas o guantes tan usados últimamente. 
Gary Stokes, de la organización Oceans Asia, con una colección de mascarillas usadas encontradas en una playa de Soko. / Fuente: La Vanguardia.
Gary Stokes, de la organización Oceans Asia, con una colección de mascarillas usadas encontradas en una playa de Soko. / Fuente: La Vanguardia.

El objetivo es que en este contenedor apenas haya residuos y en unos años se acabe pudiendo reciclar todo, con la ayuda y el compromiso de todos. 

Por otro lado, objetos como las pilas, los medicamentos y demás, tienen contenedores específicos que deberán ser localizables en cada municipio. 

¿A qué ahora tienes más claro lo fácil que es reciclar? 

Trucos y consejos para reciclar en casa 

Si con las indicaciones que te hemos dado sobre en qué contenedor debe ir cada residuo, sigues viendo complicado reciclar, te dejamos algunos trucos, consejos y recomendaciones para hacer más fácil tu reciclaje en casa y puedas lograrlo con nuestra ayuda: 

  1. Ten un cubo para cada residuo: Este es el primer paso para reciclar. De este modo facilitará la clasificación y el reciclaje será más específico. Ahora venden cubos con separadores, que además cada uno es de un color, con lo cual, te facilitará la faena. 
  2. Cuando hayas separado cada residuo, tíralos en los contenedores de tu municipio que correspondan o baja la basura el día que toque la recogida específica de los distintos tipos de basura. 
  3. Si no sabes en qué cubo tirar cualquier residuo consúltalo por Internet o mira las etiquetas y envases. Muchas veces te pone donde deberás tirarlo. 
  4. Conoce el Punto Limpio de tu municipio para saber donde tienes que depositar objetos y materiales como los aparatos electrónicos o los muebles. 
  5. Comprime y aplasta las botellas de plástico y rompe los folios a la hora de tirarlos a la basura. De este modo, en esa bolsa de basura cabrán más residuos y aprovecharas el espacio. 
  1. Limpia los envases o botellas antes de tirarlas a la basura: así solo tirarás el material específico a reciclar y estarás ayudando a que no se mezclen sustancias (por ejemplo tóxicas en el caso de restos de cosméticos) que no deben ser vertidas. Y así, además evitarás que vengan hormigas a tu cubo de basura queriendo comerse los restos que has dejado en el recipiente de tu yogur. 
  1. Conciencia a todos los miembros de tu casa de la importancia de reciclar y poner su granito de arena, pues no servirá de nada que uno haga el reciclaje de forma correcta y los otros tiren los residuos donde sea sin respetar el medio ambiente. 
  1. Cuida tu consumo y evita comprar cosas con mucho plástico. Siempre busca el lado más ecológico y eco friendly de aquello que vayas a comprar. 
Sustituye la tela por el plástico.
Sustituye la tela por el plástico.
  1. Antes de tirar cualquier cosa, piensa si se puede reutilizar y darle otra vida. Una botella de vidrio se puede convertir en un jarrón, o una camiseta vieja en un trapo, por ejemplo. 
  1. Piensa todo lo que puede conseguir el mundo si todo el mundo recicla como tú, y siéntete orgulloso de hacerlo.  

Cambio de hábitos que ayudarán a mejorar el medio ambiente

Aparte de todos los consejos que te hemos dado para que aprendas a reciclar, queremos añadir alguna que otra cosa más para seguir mejorando el medio ambiente y cuidar entre todos el planeta. Te aseguro que si empiezas a realizar algunos cambios en tu día a día, se va a notar. ¡Todo suma!

Toda acción puede sumar para cuidar el medio ambiente.
Toda acción puede sumar para cuidar el medio ambiente.

Y si aparte de esto le sumas, por ejemplo: 

  • Aprovechar la luz natural siempre que se pueda y usar luces de bajo consumo
  • Controlar siempre el certificado de eficiencia energética y conocer el consumo eléctrico de los electrodomésticos de nuestro hogar. 
  • Ahorrar agua y ser conscientes de su uso al lavarnos los dientes, hacer duchas largas, etc. 
  • Plantar árboles y cultivar tus propios alimentos
  • Comprar productos ecológicos
  • No tirar el aceite por el fregadero
  • No usar el váter como algo que lo traga todo y no tirar residuos inadecuados.

Con todo esto, y poco a poco, el éxito estará asegurado con el planeta. 

La regla de las 3 R

Y ahora para finalizar hablaremos de la regla de las 3 R, que aunque ya hemos hablado de ella de forma indirecta a lo largo de todo el artículo, vamos a enfatizar en su importancia. 

Las 3 R significan: Reducir, reutilizar y reciclar y esto es la clave para una correcta preservación del medio ambiente y un buen cuidado del planeta. 

  • Reducir: Si reducimos, al mismo tiempo estaremos reduciendo el problema en sí, con lo cual una reducción del consumo de las materias primas como el agua o la luz, puede ser un principal punto para acabar con el cambio climático. Aquí también hablaremos de la reducción en el consumo de plásticos, la sustitución de las bolsas de plástico por las de tema, el consumo de productos más ecológicos, etc. 
  • Reutilizar: Aquí el principal objetivo es darle más vidas a cualquier producto. Antes de tirarlo o sustituirlo por uno nuevo, hemos de ver si se puede reparar, si le puede servir a alguien o si podemos sacarle provecho usándolo para que desempeñe otra función. El usar y tirar ya no está bien visto, así que piensa qué segunda vida le podrías dar a todo lo que quieres tirar por casa. 
Ideas para reutilizar aquella ropa que ya no te pones.
  • Reciclar: Esta es la que hemos estado hablando a lo largo del artículo, y cómo ahora ya sabéis se trata de manipular los desechos y la basura con la finalidad de obtener otros productos, sin desperdiciar los materiales y no dañando tanto el planeta. 

Ahora ya no tienes excusa para no realizar, así que espero que te pongas manos a la obra y empieces cuidando el planeta. Y si tienes alguna duda sobre esta temática en específico, ya sabes que puedes dejar tu comentario, y encantados te contestaremos para resolver tus dudas. 
Recuerda: ¡reduce, reutiliza y recicla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *