Compradores

Activa tus 5 sentidos al visitar una casa

26/05/2020

author:

Tiempo de lectura: 11 minutos

Si vas a ir a ver un inmueble es importante que actives los 5 sentidos al visitar una casa para no perderte ningún detalle y analizar todos los puntos de la vivienda.

Cuando buscas un piso que comprar, uno de los pasos más emocionantes a lo largo del proceso de compraventa es el momento de ir a visitar el inmueble. 

Después de tantas horas buscando en un portal inmobiliario como Kasaz, por fin vas a poder ver la casa de tus sueños. Pero para que la emoción no te haga despistarte de los factores importantes a tener en cuenta, con este artículo vamos a hacer que actives tus 5 sentidos al visitar la casa y no pases por alto ningún detalle. 

Visita la casa y activa tus 5 sentidos. / Habitale Moncada
Visita la casa y activa tus 5 sentidos. / Habitale Moncada

La vista, el olfato, el oído, el tacto y el gusto deben estar apunto para analizar cada aspecto del hogar y así estar seguros de que es el piso que estáis buscando. 

¿Preparado para desarrollar tus sentidos y tomar nota de nuestros consejos? ¡Empezamos!

Visita una casa con los 5 sentidos

Sin la vista no hay visita

Normalmente, para que algo te guste y te llame la atención, te ha de entrar por los ojos a la primera. Porque en este caso, en los inmuebles, no nos podemos guiar por la forma de ser o en el corazón que tienen, como en el caso de las personas, sino que tenemos que fijarnos en lo que vemos de primera mano y en la primera impresión. 

La vista es el sentido que tendrás que desarrollar más a la hora de visitar una vivienda
La vista es el sentido que tendrás que desarrollar más a la hora de visitar una vivienda

De hecho, no llegaremos a visitar el inmueble si ya de por si el anuncio no es atractivo y las fotos no nos despiertan interés. Con lo cual, se podría decir que la vista es el sentido más importante a la hora de ir a ver un piso, porque como dice la palabra, vas a ir a verlo, con los ojos.

De este modo, tu mirada va tener que estar atenta a todo: deberás fijarte en todos y cada uno de los puntos del inmueble y tener en cuenta aspectos como: 

La distribución y los tamaños de las estancias

La distribución y los tamaños de las estancias es una de las cosas que deben encajar con la idea principal que tenías tú en la cabeza porque si estabas buscando un piso de dos habitaciones en Barcelona, pero resulta que tiene una grande y la otra parece un trastero, de lo pequeña que es, probablemente no quieras quedarte con la casa. 

Por eso mismo, fijarse en los tamaños, pensar en qué estancia podría ir cada cosa, si la distribución se adapta a tus necesidades o no, son factores muy importantes a tener en cuenta. 

La decoración

La decoración es otra cosa que te hará amar el piso o no. Si un piso ha utilizado técnicas como el home staging o hay una persona detrás con gusto por la decoración y los detalles tendrá mucho ganado, pero sin embargo, si la decoración es antigua, existen objetos de los antiguos propietarios o inquilinos, y no te transmite buenas vibraciones desde el principio, esto también te hará dudar en la decisión final.

Una casa decorada y con buen gusto ya tendrá mucho ganado
Una casa decorada y con buen gusto ya tendrá mucho ganado

Por eso, fíjate en todos los detalles, y aunque la decoración es muy probable que la puedas cambiar, si el piso se vende amueblado o con ciertas condiciones, aunque puedas tirar después todos los muebles, es mejor que te decantes por un piso vacío o con una decoración que te atraiga para evitar dobles trabajos cuando ya sea tuya la propiedad.

Vistas desde la ventana

Desde siempre había sido un desahogo poder mirar por la ventana y ver la vida pasar, pero ahora, después del confinamiento por el Estado de Alarma a causa de la crisis sanitaria del Coronavirus, nos hemos dado cuenta de que las vistas desde la ventana o el balcón son más importantes de lo que nos podíamos llegar a imaginar. 

Por lo tanto, cuando visites la casa, saca la cabeza por la ventana y fíjate en lo que hay. Y hazlo también si tiene balcón o terraza. De este modo podrás conocer un poco más del vecindario, saber qué es lo que tienes alrededor, que tipo de vecinos tienes, etc.

En el interior

Además de lo que ya hemos comentado como la distribución o la decoración, es importante que una vez dentro del inmueble te fijes muy bien en todos los detalles, ya que por muy pequeños que sean pueden significar una cosa u otra y ocasionar un gran desembolso a posteriori si no se tiene en cuenta y algo va mal.

La clave está en observar los remates, la situación de las puertas, los tabiques, los techos, la ventilación, la luz, los radiadores, los suelos, la instalación eléctrica y de gas, y demás cosas similares. 

En el exterior

El exterior tampoco puede ser algo que caiga en el olvido, pues aunque no lo parezca, puede decirte mucho del interior del inmueble que vas a ir a visitar.

La fachada puede decir mucho del interior del inmueble
La fachada puede decir mucho del interior del inmueble

Por lo tanto, antes de entrar en el interior del piso, observa bien la fachada, el cuidado del edificio, las zonas comunes si las hay y el aspecto de las mismas, si tiene o no ascensor o está previsto ponerlo, o hasta si habría que hacer reformas puesto que eso puede implicar gastos en futuras derramas. 

El horario

El horario también puede afectar a la vista ya que depende del momento de la jornada en el que vayamos a visitar el piso, puede influir a la hora de ver ciertos aspectos. 

Por eso, conviene visitar las viviendas durante el día y así poder ver la cantidad de luz natural que recibe el inmueble, y observar mejor el estado en el que se encuentra. 

Olfatea el inmueble

Aparte de la vista, el olfato juega un papel muy importante a la hora de ir a ver un inmueble. Sin duda, si hay algún olor que resulta desagradable será un factor determinante para que el cliente se tire para atrás en la compra del piso. 

Un piso con mal olor es un piso perdido.
Un piso con mal olor es un piso perdido.

Por eso es importante agudizar el olfato y prestar cierta atención a ciertos aromas, ya que determinados olores pueden revelar cierta información oculta del piso, como por ejemplo: 

Humedades

Uno de los olores más característicos de las viviendas es la humedad y si de entrada se puede reconocer dicho olor, eso nos puede estar indicando que a vivienda se encuentra en mal estado, tiene problemas ocultos y puede ser causante de un sin fin de inconvenientes que en un futuro será mejor evitar. 

Para reconocer rápido si hay humedad, fíjate bien si hay manchas en paredes y techos y revisa bien los cercos de las ventanas y los armarios empotrados ya que pueden ser el foco de este problema.

Cañerías

Aunque siempre puede pasar que en ciertos momentos puntuales las cañerías puedan oler, si olfateas dicho olor presta especial atención ya que no puede ser algo casual y puede haber también un problema oculto de ventilación o instalación que puede repercutir en tu vivienda a la larga. 

Cuidado con las cañerías y los posibles olores.
Cuidado con las cañerías y los posibles olores.

A cerrado

En ocasiones, si una vivienda permanece mucho tiempo cerrada puede oler un poco más fuerte de lo habitual ya que al no ventilar, el propio olor de la vivienda puede haberse concentrado más. Sin embargo, si puedes identificar este aroma no es algo de lo que debas preocuparte, pues con un poco de ventilación el problema está solucionado. 

Exceso de ambientador

Otro olor que puede llamar la atención es aquello que huele excesivamente bien. Si te encuentras con el caso, e identificas que es un olor fruto de un ambientador, pero está hecho adrede para ocultar algún olor, mantente alerta ya que pueden intentar cubrir algo que a la larga aparecerá. 

Por lo tanto, si analizas alguna de estas molestias en tu olfato, trata de hacérselo ver al vendedor y que te dé una respuesta y una solución porque sino, no será una buena idea comprar este inmueble.

Afinar el oído

Se dice que los tres sentidos indispensables a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda es la vista, el olfato y el oído, con lo cual, en tercer lugar tendremos que afinar la oreja para que no se nos escape ningún detalle a identificar en la visita de nuestro quizás, futuro inmueble. Ya que, si uno de los tres sentidos falla, lo más probable es que no acabes comprando esta casa.

Una vivienda sin ruidos es algo que muchos buscan pero pocos acaban consiguiendo. Ya sabes, el tráfico, unos vecinos molestos, estar en medio de la ciudad, etc. Sin embargo, hay ciertas cosas que si se analizan antes de comprar, pueden ser determinantes a la hora de escoger, con lo cual, esta vez tendremos que poner toda la atención en la oreja y escuchar todo lo que pase durante la visita: 

Los vecinos

Tener unos vecinos ruidosos y molestos puede ser un calvario. Imagínate noches sin dormir por culpa de ellos y días estresantes a causa de su peleas continuas. Probablemente si te dijeran que vas a tener unos vecinos así, no te quedarías con la casa ¿verdad? Pues procura el día de la visita de enterarte de qué tipo de vecinos vas a tener para no llevarte futuras sorpresas. 

Procura no tener vecinos muy ruidosos o acabarás cansándote de ellos.
Procura no tener vecinos muy ruidosos o acabarás cansándote de ellos.

La zona

Es lógico que si vives en el centro de una ciudad no será lo mismo, ni por asombro que si vives en la montaña. Sin embargo, hay zonas más ruidosas que otras o ciertos comercios o establecimientos que pueden incrementar dicho ruido. 

Por eso, también es importante que estudies la zona y veas que tipo de establecimientos hay en sus inmediaciones, ya que después seguramente no te va a alegrar si te enteras que justo abajo hay un pub y cada noche se juntan corrillos de jóvenes a montar follón hasta altas horas de la madrugada. 

Tráfico

El tráfico y el ruido de los coches en ocasiones también puede resultar bastante molesto y para analizar el volumen habitual de los ruidos de la zona, se recomienda acudir a visitar el inmueble en horas laborales, aunque también se aconseja visitar la zona la cantidad de veces que sea necesaria para despejar dudas y examinar todas las incógnitas posibles que puedan aparecer. 

Las zonas con mucho tráfico también pueden ser problemáticas
Las zonas con mucho tráfico también pueden ser problemáticas

Las obras

Las obras, aunque suele ser algo pasajero, también se ha de tener en cuenta pues en ocasiones, ciertas obras pueden tardar años en acabarse y si por ejemplo, el interesado en coger la casa teletrabaja, tiene hijos o hace un horario distinto, esto es un factor que puede ser determinante a la hora de plantarse comprar dicha casa. 

En el interior del inmueble

Hasta ahora, todos los ruidos que hemos nombrado aparecen fuera del inmueble en sí, pero es cierto que también nos debemos centrar en aquellos posibles ruidos que salen del interior de la vivienda. En este caso, algunas cosas a tener en cuenta pueden ser los ruidos ocasionados por el aire acondicionado, los calentadores de agua, alguna puerta que chirría, o grifos y hasta goteras ocultas que se puedan descubrir a reales del ruido. 

Tocar para comprobar

El tacto, a pesar de no ser un sentido indispensable a la hora de visitar una casa, puede ayudar en la toma de decisiones. 

Normalmente, cuando visitamos un inmueble tenemos la manía de tocarlo todo. Las paredes, el material de las puertas, los armarios, etc. pero en verdad no hay nada de malo en ello, así que tocar para comprobar ¡esta permitido!

Materiales

Muchas veces las casas engañan a simple vista y es que lo que nos pensamos que es un muro rígido y consistente puede ser en realidad una pared de pladur que al más mínimo golpe puede acabar con un boquete. 

Por eso, si estás pensando en cambiar la distribución, te gusta colgar muchos cuadros en casa, o tienes pensado realizar algo en el inmueble que implique cerciorarte bien del tipo de materiales que tiene, es hora de hacer todas las comprobaciones posibles. 

Los materiales pueden influir a la hora de hacer obras
Los materiales pueden influir a la hora de hacer obras.

Golpea con los nudillos para comprobar que los muros son de carga o no, toca las paredes para averiguar el tipo de material y analiza las estancias de la casa. 

Puertas

Las puertas también suele ser otro elemento que solemos tocar. Y normalmente, la que más suele importar es la de entrada. Contar con una  buena puerta de entrada puede protegerte ante posibles robos  y prestarte mejor seguridad, por lo tanto, échale un ojo y palpa de que está hecha. 

Armarios

En estancias como las cocinas, el baño o las habitaciones, si hay armarios, automáticamente nuestro cerebro nos pide abrirlos. Será porque somos curiosos por naturaleza o porque realmente nos importa el tamaño de la superficie, pero siempre acabamos haciendo la misma acción. 

Pero si, es un hecho que está bien, porque si vas a vivir en esta casa, no querrás luego darte cuenta de que el espacio se te queda pequeño o cualquier otro factor que pueda condicionar tu vida a la larga. 

Grifos

La presión del agua en ocasiones también suele ser bastante importante y puede decir mucho de la vivienda que estamos visitando. Así que no tengas miedo y abre grifos y  comprueba cada espacio  del hogar.

Abre grifos y comprueba todo lo que necesites.
Abre grifos y comprueba todo lo que necesites.

¿A qué sabe tu futuro hogar?

El sentido del gusto es uno de los menos imprescindibles a la hora de visitar un inmueble porque, seamos realistas, no vamos a tener que probar nada con nuestras papilas gustativas. 

No obstante, si la casa nos da una buena sensación, podemos imaginarnos a qué podría saber nuestro futuro hogar. De este modo, la visita nos estaría diciendo que ha sido positiva y que somos capaces de imaginarnos cocinando cualquier delicia y asociando nuestro hogar a un gusto o olor que la pudiera representar. 

Si te imaginas cocinando allí, ese piso puede ser para ti.
Si te imaginas cocinando allí, ese piso puede ser para ti.

Esto mismo no podría ser posible si de primeras la vivienda te ha transmitido suciedad, mal olor o algo que no te haya encajado, y  es a eso a lo que nos referimos. 

Si has sabido encontrarle un sabor al hogar que has ido a visitar, probablemente la casa sea para ti. 

Otros consejos a la hora de visitar una vivienda

Además de todas las claves que te hemos dado anteriormente, en relación a los sentidos y a la visita de un inmueble, queremos añadir una serie de consejos para que no se te pase nada por alto y puedas decidir con determinación y convicción que después de la visita, esta si que será tu casa de tus sueños: 

  • Dedícale todo el tiempo necesario a visitar la vivienda. No es buena idea que decidas ver varias casas en una misma mañana porque eso hará que vayas con prisas y no puedas detenerte a mirar con calma cada detalle del piso en cuestión. 
  • Trata de visitar el inmueble varias veces y en distintas horas del día para fijarte en detalles como la luz, los ruidos o los olores. 
  • Visita la casa acompañado, pues más vale cuatro ojos que dos. Así  también podrás reforzar la decisión de compra, tendrás más opinión  y no caerá toda la responsabilidad en ti. 
  • Aprovecha la visita para ir con un metro, una libreta y un lápiz. Con este material podrás tomar medidas de las estancias y apuntar todo lo que necesites para después acordarte de todos los aspectos de la vivienda. 
  • Hazte una idea clara de todos los aspectos más fundamentales de la casa: el estado de la misma, la distribución, la orientación, la superficie útil y construida, el certificado de eficiencia energética, etc…
  • Pregunta todo lo que se te pase por la cabeza al vendedor. No te cortes y no tengas miedo, pues es una decisión importante de la que no debemos arrepentirnos y por eso hemos de estar muy seguros.
     
  • Comprueba datos como el catastro, la situación urbanística, registral y de la comunidad de propietarios, los suministros de agua, luz y gas, las inspecciones técnicas de los  edificios, si  tiene cargas o no, etc.
  • Encárgate de conocer la zona y descubrir todo lo indispensable para vivir en dicho barrio.
Conoce la zona y estudia bien tus necesidades
Conoce la zona y estudia bien tus necesidades

Y tú, ¿ya activas todos los sentidos al ir a ver una casa? Si tuvieras que elegir uno, ¿con cuál te quedarías? ¡Venga que estás a un paso de que la casa de tus sueños sea tuya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *