Historias de Casa

10 tips para trabajar desde casa

17/03/2020

author:

Tiempo de lectura: 11 minutos

Si el aislamiento por culpa del Coronavirus te ha hecho trabajar desde casa, toma nota de los mejores consejos y afronta de la mejor manera el teletrabajo.

Ante la pandemia global del Coronavirus y las restricciones y medidas de precaución que ha impuesto el Gobierno, muchas empresas y trabajadores se han visto obligados a teletransportar su oficina a sus casas. 

Como el Coronavirus ha impuesto una cuarentena de mínimo 15 días, todo aquel que no ejecute un trabajo de primera necesidad y se vea obligado a salir a la calle, como sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, y así como todo aquel personal que trabaja en establecimientos para abastecer a la sociedad, como supermercados y farmacias, deberán permanecer en casa. 

Por eso, en este caso la mejor forma de trabajar en estos días de confinamiento, para todo aquel que pueda y se lo permitan es teletrabajar o hacerlo de forma remota. 

Saca el positivo del trabajo y ameniza el confinamiento
Saca el positivo del trabajo y ameniza el confinamiento

Sabemos que al principio te va a costar adaptarte y si no estás acostumbrado y tienes hijos a los que cuidar te será complicado, pero con este artículo vamos a hacer que la estancia en tu casa estos días, sea mucho más fácil, con estos consejos para trabajar desde casa. 

¿Preparado para la lluvia de tips? Nosotros nos quedamos en casa 🙂

Consejos para adaptarse al teletrabajo

1- Márcate una rutina

Trabajar desde casa no puede ser sinónimo a no trabajar. Debemos seguir con nuestras rutinas diarias y cumplir los horarios. 

Para eso, no dejes de hacer lo que hacías cuando ibas a la oficina. Si entrabas a las 8h, sigue empezando el trabajo a esa hora, si parabas para comer a la 13.30h, para a hacer la pausa de comida y si acabas tu trabajo a las 16h, no te extiendas más y sé capaz de poner fin a tu jornada laboral a la hora que te toca. 

Define un horario, crea un calendario y márcate tanto las horas de trabajo como las de descanso. En la oficina no estás las 8 horas seguidas delante de un ordenador, y en casa tampoco debes hacerlo: haz tus pausas, tómate un café, haz cuatro estiramientos, etc. 

Café en casa
Haz pausas activas y sigue unos horarios.

No comas con el portátil al lado, no sigas revisando emails a las 20h de la tarde y cuando estés trabajando, intenta concentrarte al máximo. 

De este modo podrás dedicarle el tiempo obligado al trabajo sin excederte, y tampoco perder el tiempo con tareas del hogar cuando deberías estar trabajando. 

¡Haz tu horario y cúmplelo!

2 – Crea tu espacio de trabajo

Es cierto que cuando trabajamos desde casa tenemos más comodidad y libertad para trabajar donde queramos dentro de las instalaciones de casa (ya que hay que recordar que estamos en cuarentena) o como queramos, teniendo en cuenta la vestimenta y demás. 

Pero, no podemos olvidar que nuestro objetivo es ser lo máximo productivos y rendir igual que cuando estamos en la oficina. Con lo cual, una de las cosas indispensables a la hora de teletrabajar es tener un lugar de la casa estipulado para el trabajo. 

Esto va a depender mucho del tipo de casa que tengáis, pero lo fundamental es que tengáis vuestro rincón para realizar las tareas de trabajo. 

Busca una mesa que haga de escritorio y sobretodo una silla cómoda, ya que vas a pasar 8 horas al día sentado allí. No te preocupes si no tienes la típica silla de oficina, con que le pongas un cojín detrás a la silla de la cocina y la arrimes bien a la mesa donde te hayas instalado será suficiente. 

Eso sí, asegúrate de tener todo lo imprescindible: un portátil y el ratón, monitor si te es imprescindible, tu agenda y libreta para organizarte, el típico recipiente con bolis varios, todo tipo de material de oficina y papelería y una buena iluminación con una lámpara de escritorio.

Equipa bien tu lugar de trabajo.
Equipa bien tu lugar de trabajo.

Esto intenta tenerlo siempre en esa mesa donde vayas a trabajar, y si la mesa la vas a usar para más cosas como para comer, cada día, antes de empezar, procura tener todo el material preparado para evitar distracciones una vez empieces a trabajar.

3 – Evita distracciones

Tal y como hemos acabado la frase del párrafo anterior, vamos a dedicarle un apartado a evitar distracciones. 

Pensarás que es un super consejo, pero seguramente te estarás preguntándote…¿cómo puedo aplicarlo? 

Lo primero que tienes que hacer es ser consciente de que estás trabajando. Tómatelo en serio si no quieres tener repercusiones negativas ante tus superiores. Si te mentalizas que estás trabajando aunque estés en casa, tratarás de aislarte de todo y dejar el ocio y las tareas del hogar para cuando se haya acabado la jornada laboral. 

Para esto, una de las cosas que debes hacer es crear tu espacio de trabajo en un lugar donde no haya demasiada gente, donde no tengas objetos que puedan propiciar las distracciones y donde te encuentres más aislado aún.

Asigna un espacio de la casa para trabajar
Asigna un espacio de la casa para trabajar.

Bueno, no nos pongamos dramáticos… más aislados aún me refiero a no estar en el mismo lugar donde están tus hijos jugando al pilla pilla en un comedor de 15 m2, donde el gato te esté subiendo encima de la mesa, donde no tengas la cama a dos palmos llamándote para hacer una siesta, donde simplemente no haya la TV distrayéndote o donde puedas escuchar cómo el vecino DJ que tienes, tiene la música a todo trapo porque necesita party recorriendo por sus venas. 

De verdad que por un poco más de aislamiento, no te va a pasar nada 😉

4 – Di adiós al pijama

Sabemos que quedarse en pijama puede ser de lo más tentador, pero te aseguro que no es una buena idea. Una cosa es que trabajes un día de manera puntual en casa porque no te encuentras del todo bien, y otra muy distinta es tener que trabajar a la fuerza desde casa durante 15 días o más porque no queda más remedio. 

Como todos en este momento estamos en la segunda opción, no creo que quieras estar 15 días encerrado en casa y con pijama a todas horas. 

Por eso, nada más levantarte, como si de un día normal de oficina se tratará, ves al baño, aséate, date una ducha y vístete. Tampoco vamos a pedirte que vayas en traje y corbata, pero sí que te aconsejamos usar otra ropa distinta a la que llevas para dormir. 

No te quedes en pijama y arréglate.
No te quedes en pijama y arréglate.

Comodidad ante todo sí, y por eso puedes ir con un chándal o una ropa cómoda, pero no te quedes en pijama porque no te va a beneficiar. Ponerte ropa te ayudará a activar la mentalidad de trabajo y te ahorraras pasar vergüenza si a tu jefe, de repente, se le ocurre hacer una reunión improvisada y no te da tiempo a vestirte como es debido. 

Te estamos avisando… ¡qué no te pillen con tu pijama de Hello Kitty!

5 – Establece objetivos diarios y semanales

Estoy segura de que a tu jefe no le hace mucha gracia que esté toda la plantilla trabajando desde casa, porque sí, sabemos que tú eres muy trabajador, pero como en todos lados, unos lo son más que otros. 

Por este motivo, te aconsejamos que te establezcas unos objetivos diarios y a la vez semanales para no despistarte demasiado y cumplir con tu trabajo. Lo más probable es que tu jefe ni te los pida, o si.. quién sabe… pero más vale prevenir y ser precavido, a que te pida explicaciones de sopetón y no sepas que decir sobre lo que has hecho estos días. 

Con lo cual, cada mañana, apúntate en esa libreta que ya debes tener en tu mesa de trabajo preparada y pon lo que vas a hacer. Hazte una lista de tareas y veslas subrayando a medida que las vayas acabando. No hace falta que el “To Do” sea interminable. Vamos a ser lógicos, pues no creo que quieras hacer horas extras porque te hayas puesto una lista inacabable. 

Haz una lista de los "To Do" y cúmplela.
Haz una lista de los “To Do” y cúmplela.

Esto también te servirá para cumplir con los objetivos semanales que como empresa seguro que tenéis y así, cuando hagáis esas reuniones de equipo que tanto te gustan, saques tu lista y sorprendas a todo tu equipo con tu super productividad en tu casa. 

Quizás de esta forma te ganas al jefe y te deja teletrabajar un día a la semana cuando pase esta cuarentena. No sé, piénsalo… 

6 – Comunícate con el equipo

Otra cosa que es fundamental a la hora de trabajar desde casa es la comunicación con el equipo. Ya estamos bastante aislados para aislarnos aún más, ¿no crees? Por eso, sigue haciendo las reuniones que están premeditadas a lo largo de la semana y habla con tus compañeros día a día. 

Esto dependerá mucho de la gente que haya trabajando en tu empresa. Sé que si sois 5.000, no vas a darle los buenos días a todos y cada uno de tus compañeros, porque aunque puedas hacerlo, piensa que no es una buena idea teniendo en cuenta el tiempo que vas a perder. 

Pero bueno, eso no implica perder la comunicación con tus compañeros más cercanos o si sois pocos en la empresa, con cada uno de ellos. 

Una buena forma de mantenerse conectados y saber que cada uno ya está en su puesto de trabajo es decir buenos días cuando empecéis a trabajar, y adiós cuando os despidáis hasta mañana. También, algunas empresas, hacen una pequeña videollamada al empezar el día con los de su departamento. 

Haz videollamadas con el resto del equipo.
Haz videollamadas con el resto del equipo.

De este modo, se ven las caras, se ponen al día y se establecen prioridades y objetivos a seguir. ¿Ves como era importante sacarse el pijama? 🙂 

7 – No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Con el teletrabajo es más común dejar tareas que se podrían o deberían hacer hoy, para mañana porque, como sabemos, al no tener la supervisión de un superior las 8 horas diarias, podemos organizar de diferente modo nuestro tiempo y hacer que se vayan retrasando las tareas. 

Para que esto no pase, ten en cuenta el consejo que te hemos dado anteriormente y márcate objetivos. 

Márcate objetivos y sigue un plan de trabajo.

De nada vale hacer una pausa de una hora porque te apetece desconectar y ver Netflix, en medio de tu jornada laboral, con la excusa de que “ya lo harás mañana”. No caigas en ese error. Todos somos lo suficientemente adultos para no pasar por alto nuestras responsabilidades y acatar todas nuestras tareas cuando corresponde. 

Piensa que si lo haces, la faena que no hayas hecho en esa hora de Netflix que te has tirado, vas a tenerla que hacer mañana, deprisa y corriendo y sin la misma atención o dedicación. 

8 – No trabajes los fines de semana 

Seamos realistas. Estando confinados en Estado de Alarma nos da igual si es lunes, viernes o domingo, o si hace solazo o llueve a mares. Y quizás, hay una tarea que tienes pendiente que quieres resolver el sábado o domingo para poder entregarla el lunes, como deberías. 

Uno de nuestros consejos es que no trabajes los fines de semana o al menos lo evites. Todo dependerá de en qué posición se encuentre tu empresa o qué rol desempeñas en la misma, pero más vale olvidarte de esa hora de Netflix en medio de tu jornada laboral, entre semana, o de esa media hora viendo stories o memes del Coronavirus, un lunes por la mañana, y hacer la tarea que te toca para tener libres los fines de semana, que no ponerte a hacer la faena los sábados porque no has organizado tus días de la semana como deberías. 

Aún así, como en todo, hay casos y casos. Y quizás, por H o por B, te va mejor hacer esa tarea pendiente el sábado porque tus hijos están entretenidos viendo su serie favorita y no el lunes a la 15h cuando estás pendiente de hacer la comida o todo lo demás. 

Descansa en los fines de semana y trabaja los días laborales.
Descansa en los fines de semana y trabaja los días laborales.

Pero siempre que puedas, recuerda que los domingos están hechos para el “Netflix & Chill” y no para trabajar.

9 – Descárgate apps y utiliza herramientas de teletrabajo

Como hemos dicho, no es lo mismo trabajar en la oficina, que desde casa, y por eso, a veces hay que adaptarse a la situación y empezar a utilizar una serie de herramientas que ayuden a que tu confinamiento y trabajo sea más productivo. 

Las hay para hacer videoconferencias con los compañeros, para ver las tareas del uno y el otro y saber qué está haciendo cada uno, para mandar y organizar archivos, y muchas más. Nosotros aquí te dejamos una lista de las más comunes: 

Usa las herramientas online para poder teletrabajar mejor
Usa las herramientas online para poder teletrabajar mejor
  • Slack: Es una herramienta que te permitirá comunicarte con tus compañeros tanto por chat, como por videollamada y además, podrás compartir archivos. 
  • Trello: Ideal para organizar tareas, ponerles fecha de vencimiento, nombrar responsables y marcarte una lista de cosas para hacer.
  • Skype: La conocida plataforma para hacer videollamadas a través de Internet.
  • Herramientas de Google: El Drive como almacenaje de archivos (tanto individual como grupal), el Docs como editor de texto online para varias personas a la vez, el Google Sheets, como hoja de cálculo o el Google Slides, como el powerpoint… Todas ellas ideales para trabajar en grupo y en remoto. 
  • Toggl: Una herramienta que siendo similar a un cronómetro, te permitirá asignar tiempos de trabajo y si vas por horas, saber cuanto debes facturar en retribución a tu trabajo.
  • Loomio: Sirve para debatir y tomar decisiones teniendo en cuenta la opinión de diversos integrantes del grupo. Se pueden aprobar y rechazar los argumentos de cada uno y escoger la medida que mejor vaya para ese momento.
  • ¿Está lista tu empresa para trabajar en remoto? Realizando la evaluación de Toptal, tu empresa podrá ver si cumple con los requisitos para teletrabajar y cómo puede adaptarse a la nueva normalidad.

10 – Trata de no estresarte

Si de por si en el trabajo te estresas, no me quiero imaginarte aislado, con los niños correteando por casa y tu tratándote de no estresar. Pero enserio, no te desesperes. No ganarás nada frustrándote. 

No dejes que el confinamiento pueda contigo.
No dejes que el confinamiento pueda contigo.

Te aseguro que siguiendo los consejos que te hemos dado conseguirás dejar el estrés de lado y harás del teletrabajo una de tus mejores experiencias de los días de confinamiento. 

Ponte música relajante o busca una playlist que te suba el animo cuando necesites despejarte. Piensa el lado positivo, aquí nadie te escuchará y no tendrás que estar pendiente de si retumba más allá del auricular esa música de la que eres super fan, pero que en verdad te da un poquito de vergüenza que te escuchen.

Y si te atreves, ¡prueba con la meditación! Dicen que funciona y ahora tenemos tiempo para todo.

Conclusiones

El aislamiento no es fácil para ninguno de nosotros, pero ahora más que nunca toca quedarse en casa.

Si tienes la suerte de poder teletrabajar y que tu negocio siga manteniéndose en medio de la cuarentena, saca el lado positivo de la experiencia y aprovecha la ocasión. 

Sabemos que esto va a gustos y que unos amarán no tener que levantarse a las 6 de la mañana para coger el tren y poder trabajar desde la tranquilidad de su casa, pero otros, entre perros y niños traviesos, contarán las horas para volver a la oficina. 

Mantén a los niños ocupados y trata de que no interrumpan tu trabajo..
Mantén a los niños ocupados y trata de que no interrumpan tu trabajo..

Pero venga, que en el fondo sabes que el teletrabajo tiene más ventajas que inconvenientes, así que no te hagas el remolón y aprovecha el momento, porque sabes que luego cuando se lo pidas al jefe, cuando haya pasado todo, quizás no te lo concede y tu te estarás muriendo de ganas de trabajar desde casa. 

#Yomequedoencasa, ¿y tú? ¿Cómo estás llevando los días de confinamiento y teletrabajo? Cuéntanos en los comentarios cómo te estás organizando, tus anécdotas o tips. Entre todos haremos que el aislamiento sea más ameno 🙂 ¡Ya queda menos!

4 Comments
  1. Nos estamos dando cuenta de que puede ser una solución eficaz y tal vez no solamente temporal. Gracias por los datos

    • Bea Oller

      Gracias a ti por leernos. Sin duda creemos que ha sido algo que viene para quedarse. Saludos!

  2. VipReformas

    Es muy importante crear un espacio de trabajo que nos permita trabajar de forma cómoda y segura desde casa. En Vip Reformas os ayudamos a encontrar profesionales para cualquier reforma que necesitéis. Nuestro objetivo es contactar con 3 empresas para que el cliente pueda comparar los presupuestos de forma gratuita y sin compromiso.

    • Bea Oller

      Gracias por tu comentario. Seguro que a cualquiera de nuestros lectores puede ser útil esta información. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *