Vivir en Barcelona

10 razones para vivir en Gràcia

18/12/2019

author:

Tiempo de lectura: 6 minutos

Para nadie es un secreto que es una de las zonas más interesantes, pintorescas, originales y con una personalidad única de toda la ciudad. Si estás pensando en vivir en Gràcia, estos 10 puntos te vas a terminar de convencer.

Gràcia sabe diferente. Cuenta la leyenda que cuando a un habitante de este distrito le preguntan el típico “¿dónde vives?” no responden que son de Barcelona. No, ellos son “de Gràcia”.

Y, pensándolo bien, tiene mucho sentido. Gràcia tiene una identidad y una personalidad muy particular. Como Sevilla, tiene un color especial. Uno multicolor, el trencadís, un aire de pueblo y la creatividad de Gaudí.

Y un sabor a sol y a vermut, a rumba, a pescaílla, a un accent català y otros ochenta acentos más, a arte, bohemia, Hemingway bebiendo a las 4am y los niños jugando en la plaza.

Es el distrito más pequeño en extensión pero el segundo con mayor densidad demográfica, solo por detrás de Ciutat Vella. Una zona que cambia rápidamente, que evoluciona, que acoge y transforma a sus habitantes.

Gràcia es todo personalidad. Y diversidad. Vivir en Vila de Gràcia es una experiencia distinta a vivir en La Salut. Pero todos sus habitantes tienen algo en común: un inamovible orgullo por su identidad y por su barrio.

Las 10 razones para comprar piso en Gràcia

1- El pueblo en la gran ciudad

La Plaza del Sol en Vila de Gràcia es uno de los centros neurálgicos del distrito.
La Plaza del Sol en Vila de Gràcia es uno de los centros neurálgicos del distrito. / Metropoli Abierta

Un hecho histórico que comparte con otros barrios. Pero que definen su particularidad. Una identidad de pueblo, comercios de barrio y vida tranquila.

Decir que vivir en Gràcia es vivir en un pueblo dentro de la ciudad es un cliché. Pero es uno real y tangible, como decir que Barcelona tiene mar y montaña, o que La Barceloneta está lleno de turistas.

Y por sus calles, uno puede imaginar cómo se vivía hace décadas. Tranquilamente, con comercios de toda la vida, saludando a los vecinos por la calle, tomando el vermut en la plaza.

2- La personalidad mediterránea

El estilo de vida mediterráneo se respira claramente en las calles de Gràcia.
El estilo de vida mediterráneo se respira claramente en las calles de Gràcia. /Barcelonabusturistic

¿Y cómo se vive en el mediterráneo si no es disfrutando de la vida? Los amigos, las plazas, las tapas y una cerveza.

La vida al aire libre es, probablemente, el rasgo más profundo que comparten todas las ciudades con un estilo de vida mediterráneo. Y la cultura, la gastronomía, el arte, el sol y la caña de medio día son excelentes complementos.

Gràcia define a la perfección cómo hay que vivir en el Mediterráneo.

3- Todos los servicios al alcance de la mano

Gràcia es el distrito más pequeño en extensión por lo que recorrerlo es fácil.
Gràcia es el distrito más pequeño en extensión, por lo que (casi) todo está cerca.

Transporte público, escuelas, hospitales, centros deportivos, farmacias, supermercados. Todo a minutos de distancia.

Eso sí: si tienes coche, encontrar una plaza de parking disponible en Vila de Gràcia será un reto. Pero por lo demás, no hace falta preocuparte. Gràcia lo tiene controlado.

4- La animada vida en las plazas

El pueblo con estilo de vida mediterránea. Sí, estaba claro hacia dónde nos dirigíamos.

Vivir en Gràcia es pasar los fines de semana con amigos en alguna de sus múltiples plazas. Ah, y qué gusto.

5- Arte, cultura, ocio y gastronomía

Vivir en Gràcia es vivir rodeado de comercios, tiendas y centros culturales.
Vivir en Gràcia es vivir rodeado de comercios, tiendas y centros culturales. / Barcelonaesmoda.com

Gràcia es uno de los distritos más multiculturales y diversos de Barcelona.

Por ello, la oferta cultural es muy completa. Desde restaurantes etíopes, pasando por tradicionales restaurantes mexicanos, cines en versión original y microteatros.

Es un distrito lleno de arte donde los planes culturales nunca faltan.

6- El comercio de barrio: local y artesanal

Las tiendas de barrio, los bares alternativos y los comercios locales son comunes en Gràcia.
Tiendas barrio de Gracia. La Baldufa. Foto de César Cid.

Si -como decía Rajoy- “los catalanes hacen cosas”, los gracienses lo hacen con un estilo único. Comercios locales, tiendas de barrio, productos artesanales, marcas de autor y una gran diversidad.

Los locales emprenden sus propios proyectos y eligen Gràcia como una de las zonas más creativas de Barcelona.

Pequeños comercios de gente apasionada que se dedica a lo que le gusta y lo plasma en productos únicos y de alta calidad.

7- Una Barcelona bohemia y alternativa…

El arte urbano es una constante en el distrito, desde graffittis hasta pinturas, galerías de arte o creaciones únicas.
Graffiti de la Madre de los Dragones en Gràcia.
Obra de @axe_colours en Instagram y foto de lamaletadecarla.com

Esta creatividad de los locales no solo se refleja en emprendimiento, sino también en el arte y la manera de comunicarse.

Es un distrito sin demasiadas barreras para innovar. Vila de Gràcia es una de las puntas de lanza de los barrios con más creatividad, junto a Poblenou y El Born.

Y eso se nota. Por las calles se respira un ambiente bohemio y alternativo, artístico y diverso. Si eres de los que les gusta este estilo, Gràcia es tu distrito.

8- … Y la elegancia de la zona alta

Algunos de los edificios de Gràcia recuerdan el estilo modernista de l'Eixample y de Sarrià-Sant Gervasi.
Muchas de las calles de Gràcia poseen un estilo modernista y elegante, propio del siglo XIX.

Grácia colinda con Paseo de Gràcia y con el distrito Sarrià Sant Gervasi, y alguno de sus edificios son un ejemplo perfecto del estilo de arquitectura modernista.

Hay calles grandes y pequeñas, edificios antiguos y modernos. Pisos con terraza o sin ella, fincas sin elevador o sin ella. Pero el estilo modernista se vive en algunas de las zonas de Gràcia.

Si te gusta el modernismo, explora la elegancia de algunos de los edificios de Gràcia. El Parc Güell ya no hace falta ni mencionarlo.

9- Perfectas conexiones con el resto de la ciudad

Es un distrito a medio camino entre lo céntrico y lo distante. Pero llegar a cualquier rincón es relativamente fácil.
Vista aérea del barrio de Camp d’en Grassot i Gràcia Nova

Por metro, bus, FGC, bicing o coche, llegar de Grácia a cualquier otro distrito es muy fácil.

Es un distrito relativamente céntrico que goza de estupendas conexiones con el resto de la ciudad. Dispone de cinco paradas de metro y una de FGC, pero muchas paradas de bus.

Además, tiene acceso directo a calles tan importantes como la Ronda de Dalt, Travessera de Dalt o la Avenida Diagonal.

10- Estupenda zona para invertir a medio y largo plazo

Gràcia es una zona turística con gran demanda por lo que es una buena inversión.

Gràcia es un estupendo distrito para invertir a largo plazo. Una combinación perfecta entre tradición y modernidad mantienen una demanda estable.

Desde 2012, los precios en venta han aumentado un 148%. Esto, que es una tendencia general en los precios en las grandes ciudades, podría parecer una mala noticia.

Pero en realidad, lo que el dato nos dice es que las personas se interesan, cada vez más, por vivir en este distrito. Por ello, invertir en Gràcia es una opción segura.

Ver viviendas en venta en Gràcia

Con un precio de las viviendas en venta de 4.350€ por metro cuadrado, es uno de los distritos con un precio por encima de la media.

Un distrito creativo, alternativo, diverso, catalán y multicultural a la vez, es europeo, es mediterráneo y es muy local. Muy suyo. Muy de Gràcia. Con comercios de barrio, arte, artesanos, emprendedores y vermut en las plazas.

Si quieres comprar un piso en Gràcia, en Kasaz podremos ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *